1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Biografía corta de Fidel Castro

  Biografías Cortas
Fidel Castro

Fidel Castro

Nombre de nacimiento: Fidel Alejandro Castro Ruz
Fecha de nacimiento: 13 de agosto de 1926
Lugar de nacimiento: Birán, Cuba
Fallecimiento: 25 de noviembre de 2016 en La Habana, Cuba
¿Quién fue Fidel Castro?: Militar, revolucionario, estadista y político comunista cubano.

Breve biografía de Fidel Castro

Fidel Alejandro Castro Ruz (13 de agosto de 1926 – 25 de noviembre de 2016) fue un revolucionario y político comunista cubano que gobernó la República de Cuba como primer ministro de 1959 a 1976 y luego como presidente de 1976 a 2008. Es un nacionalista marxista-leninista y cubano, Castro también se desempeñó como Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba desde 1961 hasta 2011. Bajo su administración, Cuba se convirtió en un estado comunista de partido único , mientras que la industria y los negocios eran las reformas socialistas y estatales socialistas se implementaron en toda la sociedad.

Nacido en Birán, Oriente como hijo de un acaudalado agricultor español, Castro adoptó la política izquierdista antiimperialista mientras estudiaba derecho en la Universidad de La Habana . Después de participar en rebeliones contra gobiernos de derecha en la República Dominicana y Colombia, planeó el derrocamiento del presidente cubano Fulgencio Batista , lanzando un fallido ataque contra el Cuartel Moncada en 1953. Después de un año de prisión, Castro viajó a México donde formó un grupo revolucionario, el Movimiento 26 de Julio , con su hermano Raúl Castro y Che Guevara. Al regresar a Cuba, Castro asumió un papel clave en la Revolución Cubana dirigiendo el Movimiento en una guerra de guerrillas contra las fuerzas de Batista desde la Sierra Maestra, luego del derrocamiento de Batista en 1959, Castro asumió el poder militar y político como primer ministro cubano. Los Estados Unidos llegaron a oponerse al gobierno de Castro e intentaron eliminarlo sin éxito mediante el asesinato , el bloqueo económico y la contrarrevolución, incluida la invasión de la Bahía de Cochinos en 1961. Contrarrestando estas amenazas, Castro formó una alianza con la Unión Soviética y permitió a los soviéticos colocan armas nucleares en Cuba, lo que desató la crisis de los misiles cubanos – un incidente definitorio de la Guerra Fría – en 1962.

Adoptando un modelo marxista-leninista de desarrollo, Castro convirtió a Cuba en un estado socialista de un solo partido bajo el gobierno del Partido Comunista, el primero en el Hemisferio Occidental. Las políticas que introducen la planificación económica central y la expansión de la atención médica y la educación fueron acompañadas por el control estatal de la prensa y la supresión de la disidencia interna. En el exterior, Castro apoyó a los grupos revolucionarios antiimperialistas, respaldando el establecimiento de gobiernos marxistas en Chile , Nicaragua y Granada , así como enviando tropas para ayudar a los aliados en el Yom Kippur , Ogaden , yGuerra civil angolana . Estas acciones, junto con el liderazgo de Castro del Movimiento de los No Alineados de 1979 a 1983 y el internacionalismo médico de Cuba , aumentaron el perfil de Cuba en el escenario mundial. Tras la disolución de la Unión Soviética en 1991, Castro condujo a Cuba a través de la recesión económica del » Período especial «, adoptando ideas ecologistas y antiglobalización . En la década de 2000, Castro forjó alianzas en la » marea rosa » latinoamericana , concretamente con la Venezuela de Hugo Chávez , y firmó a Cuba hasta la Alianza Bolivariana para las Américas . En 2006, Castro transfirió sus responsabilidadesal vicepresidente Raúl Castro, quien fue elegido para la presidencia por la Asamblea Nacional en 2008.

El jefe de Estado no real de más larga trayectoria en los siglos XX y XXI , Castro polarizó la opinión mundial. Sus partidarios lo ven como un campeón del socialismo y el antiimperialismo, cuyo régimen revolucionario adelantó la justicia económica y social al tiempo que aseguraba la independencia de Cuba del imperialismo estadounidense . Los críticos lo ven como un dictador cuya administración supervisó los abusos contra los derechos humanos , el éxodo de una gran cantidad de cubanos y el empobrecimiento de la economía del país. Castro fue condecorado con varios premios internacionales y tuvo una gran influencia en diferentes individuos y grupos en todo el mundo.

Biografía de Fidel Castro

Castro nació fuera del matrimonio en la granja de su padre el 13 de agosto de 1926, su padre, Ángel Castro y Argiz, un veterano de la Guerra Hispanoamericana, era un emigrante a Cuba desde Galicia, en el noroeste de España. Se hizo financieramente exitoso cultivando caña de azúcar en la granja Las Manacas en Birán , provincia de Oriente, después del colapso de su primer matrimonio, llevó a su criada, Lina Ruz González, de origen canario, como su amante y luego segunda esposa; juntos tuvieron siete hijos, entre ellos Fidel.

Juventud: 1932-1947

A los seis años, Castro fue enviado a vivir con su maestro en Santiago de Cuba, antes de ser bautizado en la Iglesia Católica Romana a la edad de ocho años. El hecho de haber sido bautizado le permitió a Castro asistir al internado de La Salle en Santiago, donde regularmente se portaba mal; luego fue enviado a la escuela Jesuita -run Dolores , de capital privado, en Santiago. En 1945, Castro se trasladó al más prestigioso colegio jesuita El Colegio de Belén en La Habana, aunque Castro se interesó por la historia, la geografía y el debate en Belén, no sobresalió académicamente, sino que dedicó gran parte de su tiempo para jugar deportes.

En 1945, Castro comenzó a estudiar leyes en la Universidad de La Habana. Admitiendo que era «políticamente analfabeto», Castro se vio envuelto en el activismo estudiantil y la cultura del gangsterismo violento dentro de la universidad. Apasionado por el antiimperialismo y la oposición a la intervención de los Estados Unidos en el Caribe, hizo campaña infructuosamente por la presidencia de la Federación de Estudiantes Universitarios en una plataforma de «honestidad, decencia y justicia». Castro se hizo crítico de la corrupción y la violencia del presidente Ramón Grau’s gobierno, dando un discurso público sobre el tema en noviembre de 1946 que recibió cobertura en la portada de varios periódicos.

En 1947, Castro se unió al Partido del Pueblo Cubano (Partido Ortodoxo), fundado por el veterano político Eduardo Chibás . Una figura carismática, Chibás abogó por la justicia social, el gobierno honesto y la libertad política, mientras que su partido expuso la corrupción y exigió la reforma. Aunque Chibás quedó tercero en las elecciones generales de 1948 , Castro se mantuvo comprometido a trabajar en su nombre. La violencia entre los estudiantes aumentó después de que Grau empleó a líderes de pandillas como agentes de policía, y Castro pronto recibió una amenaza de muerte que lo instaba a abandonar la universidad. Sin embargo, se negó a hacerlo y comenzó a portar un arma y rodearse de amigos armados; en años posteriores, los disidentes anticastristas lo acusaron de haber cometido asesinatos relacionados con pandillas en ese momento, pero estas acusaciones no han sido probadas.

Rebelión y marxismo: 1947-1950

En junio de 1947, Castro supo de una expedición planificada para derrocar al gobierno de derecha de Rafael Trujillo , un aliado de los EE. UU., En la República Dominicana. Siendo presidente del Comité Universitario para la Democracia en la República Dominicana, Castro se unió a la expedición, la fuerza militar consistía en alrededor de 1.200 soldados, en su mayoría cubanos y dominicanos exiliados, y tenían la intención de zarpar de Cuba en julio de 1947. El gobierno de Grau detuvo la invasión bajo la presión de los EE. UU., Aunque Castro y muchos de sus compañeros evadieron el arresto. Al regresar a La Habana, Castro asumió un papel destacado en las protestas estudiantiles contra el asesinato de un alumno de escuela secundaria por parte de guardaespaldas del gobierno, las protestas, acompañadas de una ofensiva contra los considerados comunistas, llevaron a violentos enfrentamientos entre activistas y la policía en febrero de 1948, en los que Castro fue duramente golpeado. En este punto, sus discursos públicos tomaron un sesgo claramente izquierdista al condenar la desigualdad social y económica en Cuba; en contraste, sus críticas públicas anteriores se habían centrado en condenar la corrupción y el imperialismo estadounidense.

En abril de 1948, Castro viajó a Bogotá, Colombia, con un grupo estudiantil cubano patrocinado por el gobierno argentino del presidente Juan Perón. Allí, el asesinato del líder izquierdista popular Jorge Eliécer Gaitán Ayala provocó disturbios generalizados y enfrentamientos entre los conservadores gobernantes respaldados por el ejército y los liberales izquierdistas. Castro se unió a la causa liberal robando armas de una estación de policía, pero posteriores investigaciones policiales concluyeron que él no había estado involucrado en ninguna matanza. Al regresar a Cuba, Castro se convirtió en una figura prominente en las protestas contra los intentos del gobierno de aumentar las tarifas de los autobuses, ese año, se casó con Mirta Díaz Balart , una estudiante de una familia adinerada a través de la cual estuvo expuesto al estilo de vida de la élite cubana. La relación fue un matrimonio de amor, desaprobado por ambas familias, pero el padre de Díaz Balart les dio decenas de miles de dólares para gastar en una luna de miel de tres meses en la ciudad de Nueva York.

Ese mismo año, Grau decidió no presentarse a la reelección, que sin embargo fue ganada por el Partido Auténtico ‘ nuevo candidato s, Carlos Prío Socarrás. Prío enfrentó protestas generalizadas cuando miembros de la MSR, ahora aliados de la policía, asesinaron a Justo Fuentes, un amigo socialista de Castro; en respuesta, Prío aceptó sofocar a las pandillas, pero las encontró demasiado poderosas para controlarlas. Castro se había movido más hacia la izquierda, influenciado por los escritos marxistas de Karl Marx , Friedrich Engels y Vladimir Lenin. Llegó a interpretar los problemas cubanos como una parte integral de la sociedad capitalista, o la «dictadura de la burguesía», en lugar de las fallas de los políticos corruptos, y adoptó el punto de vista marxista de que un cambio político significativo solo podría lograrse mediante la revolución del proletariado. Al visitar los barrios más pobres de La Habana, se hizo activo en la campaña antirracista estudiantil.

En septiembre de 1949, Mirta dio a luz a un hijo, Fidelito, por lo que la pareja se mudó a un departamento más grande de La Habana. Castro continuó poniéndose en riesgo, manteniéndose activo en la política de la ciudad y uniéndose al Movimiento 30 de septiembre, que contenía tanto comunistas como miembros del Partido Ortodoxo , el propósito del grupo era oponerse a la influencia de las pandillas violentas la Universidad; a pesar de sus promesas, Prío no había logrado controlar la situación, sino que ofrecía empleos a muchos de sus altos cargos en los ministerios del gobierno. Castro se ofreció como voluntario para pronunciar un discurso para el Movimiento el 13 de noviembre, exponiendo los tratos secretos del gobierno con las pandillas e identificando miembros clave. Atrayendo la atención de la prensa nacional, el discurso enfureció a las pandillas y Castro huyó a la clandestinidad, primero en el campo y luego en los EE . UU. Al regresar a La Habana varias semanas más tarde, Castro se concentró en sus estudios universitarios, graduándose como un Doctor en Derecho en septiembre de 1950.

Carrera en derecho y política: 1950-1952

Castro cofundó una sociedad legal que cubría principalmente a cubanos pobres, aunque resultó ser un fracaso financiero. Al preocuparse poco por el dinero o los bienes materiales, Castro no pagó sus cuentas; sus muebles fueron embargados y la electricidad cortada, angustiando a su esposa. Participó en una protesta de la escuela secundaria en Cienfuegos en noviembre de 1950, peleando con la policía en protesta por la prohibición del Ministerio de Educación a las asociaciones estudiantiles; arrestado y acusado de conducta violenta, el magistrado desestimó los cargos. Sus esperanzas para Cuba aún se centraban en Chibás y el Partido Ortodoxo , y estuvo presente en el suicidio político motivado por Chibás en 1951. Viéndose a sí mismo como el heredero de Chibás, Castro quería postularse para el Congreso en las elecciones de junio de 1952, aunque los altos miembros de Ortodoxo temían su reputación radical y se negaron a nominarlo. En cambio, fue nominado como candidato a la Cámara de Representantes por los miembros del partido en los distritos más pobres de La Habana, y comenzó a hacer campaña, el Ortodoxo tuvo un apoyo considerable y se pronosticó que le iría bien en las elecciones.

Durante su campaña, Castro se reunió con el general Fulgencio Batista , el ex presidente que había regresado a la política con el Partido Acción Unitaria; aunque ambos se oponen a la administración de Prío, su reunión nunca superó las corteses generalidades. El 10 de marzo de 1952, Batista tomó el poder en un golpe militar, con Prío huyendo a México. Al declararse presidente, Batista canceló las elecciones presidenciales planificadas, describiendo su nuevo sistema como una «democracia disciplinada»: Castro, como muchos otros, lo consideró una dictadura de un solo hombre. Batista se movió hacia la derecha, solidificando los lazos tanto con la élite rica como con los Estados Unidos, cortando las relaciones diplomáticas con la Unión Soviética, reprimiendo a los sindicatos y persiguiendo a los grupos socialistas cubanos. Con la intención de oponerse a Batista, Castro presentó varios casos legales contra el gobierno, pero estos no llegaron a nada, y Castro comenzó a pensar en formas alternativas de derrocar al régimen.

Revolución Cubana

Ataque del Movimiento y Cuartel Moncada: 1952-1953

Castro formó un grupo llamado «El Movimiento», que operaba a lo largo de un sistema de células clandestina, la publicación de periódico clandestino El Acusador, mientras que a armar y entrenar reclutas anti-Batista. Desde julio de 1952 participaron en una campaña de reclutamiento, ganando alrededor de 1,200 miembros en un año, la mayoría de los distritos más pobres de La Habana, aunque un socialista revolucionario , Castro evitó una alianza con el PSP comunista, temiendo que atemorizara moderados políticos, pero se mantuvieron en contacto con miembros del PSP como su hermano Raúl. Castro almacenó armas para un ataque planeado en el Cuartel Moncada, una guarnición militar a las afueras de Santiago de Cuba, Oriente . Los militantes de Castro intentaron vestirse con uniformes del ejército y llegar a la base el 25 de julio, tomando el control y atacando la armería antes de que llegaran los refuerzos. Suministrado con nuevas armas, Castro tenía la intención de provocar una revolución entre los cortadores de caña empobrecidos de Oriente y promover nuevas revueltas. El plan de Castro simulaba los de los combatientes de la independencia cubana del siglo XIX que habían allanado el cuartel español; Castro se veía a sí mismo como el heredero del líder de la independencia, José Martí .

Castro reunió a 165 revolucionarios para la misión, ordenó a sus tropas no causar derramamiento de sangre a menos que se enfrentaran a la resistencia armada. El ataque tuvo lugar el 26 de julio de 1953, pero tuvo problemas; 3 de los 16 autos que salieron de Santiago no pudieron llegar allí. Alcanzando el cuartel, la alarma se elevó, con la mayoría de los rebeldes inmovilizados por fuego de ametralladora. Cuatro fueron asesinados antes de que Castro ordenara una retirada, los rebeldes sufrieron 6 muertes y otras 15 bajas, mientras que el ejército sufrió 19 muertos y 27 heridos. Mientras tanto, algunos rebeldes tomaron un hospital civil; posteriormente asaltados por soldados del gobierno, los rebeldes fueron arrestados, torturados y 22 fueron ejecutados sin juicio. Acompañado por 19 camaradas, Castro partió hacia Gran Piedra, en la escarpada Sierra Maestra , varias millas al norte, donde pudieron establecer una base guerrillera. En respuesta al ataque, el gobierno de Batista proclamó la ley marcial , ordenó una violenta represión de la disidencia e impuso una estricta censura mediática, el gobierno transmitió información errónea sobre el evento, alegando que los rebeldes eran comunistas que habían matado a pacientes del hospital. aunque las noticias y las fotografías del uso del ejército de la tortura y las ejecuciones sumarias en Oriente pronto se extendieron, causando el público generalizado y la desaprobación de algunos gobiernos.

Durante los días siguientes, los rebeldes fueron detenidos; algunos fueron ejecutados y otros, incluido Castro, fueron transportados a una prisión al norte de Santiago. Creyendo que Castro era incapaz de planear el ataque solo, el gobierno acusó a Ortodoxo y a los políticos del PSP de estar implicados, y enjuició a 122 acusados ​​el 21 de septiembre en el Palacio de Justicia de Santiago. Actuando como su propio abogado defensor, Castro citó a Martí como el autor intelectual del ataque y convenció a los 3 jueces para anular la decisión del ejército de mantener esposados ​​a todos los acusados ​​en el tribunal, argumentando que los cargos fueron acusados ​​- de «organizar un levantamiento de personas armadas contra los Poderes Constitucionales del Estado «- era incorrecto, porque se habían levantado contra Batista, que había tomado el poder de manera inconstitucional, el juicio avergonzó al ejército al revelar que habían torturado a sospechosos, después de lo cual trataron infructuosamente de evitar que Castro testificara más, alegando que estaba demasiado enfermo. El juicio terminó el 5 de octubre, con la absolución de la mayoría de los acusados; 55 fueron condenados a penas de prisión de entre 7 meses y 13 años. Castro fue sentenciado el 16 de octubre, durante el cual pronunció un discurso que se imprimiría bajo el título de Historia me absolverá. Castro fue sentenciado a 15 años de prisión en el ala del hospital de la Prisión Modelo (Presidio Modelo), una institución relativamente cómoda y moderna en la Isla de Pinos.

Encarcelamiento y movimiento del 26 de julio: 1953-1955

Encarcelado con 25 camaradas, Castro renombró a su grupo el «Movimiento 26 de Julio» (MR-26-7) en memoria de la fecha del ataque Moncada, y formó una escuela para prisioneros, leyó ampliamente, disfrutando de las obras de Marx, Lenin y Martí, pero también leyendo libros de Freud, Kant, Shakespeare, Munthe, Maugham y Dostoyevsky, analizándolos dentro de un marco marxista. En correspondencia con los seguidores, mantuvo el control del Movimiento y organizó la publicación de History Will Absolve Me . Inicialmente permitió una cantidad relativa de libertad dentro de la prisión, fue encerrado en régimen de aislamiento después de que los reclusos cantaran canciones anti-Batista en una visita del presidente en febrero de 1954. Mientras tanto, la esposa de Castro Mirta obtuvo empleo en el Ministerio de Interior, algo que descubrió a través de un anuncio de radio. Horrorizado, enfureció diciendo que prefería morir «mil veces» que «sufrir impotentemente por tal insulto». Tanto Fidel como Mirta iniciaron un proceso de divorcio, con Mirta tomando la custodia de su hijo Fidelito; esto enojó a Castro, que no quería que su hijo creciera en un ambiente burgués.

En 1954, el gobierno de Batista celebró elecciones presidenciales , pero ningún político se puso en su contra; la elección fue ampliamente considerada fraudulenta. Había permitido que se expresara alguna oposición política, y los partidarios de Castro habían agitado una amnistía para los perpetradores del incidente de Moncada, algunos políticos sugirieron que una amnistía sería buena publicidad, y el Congreso y Batista estuvieron de acuerdo. Respaldado por los Estados Unidos y las principales corporaciones, Batista creía que Castro no era una amenaza, y el 15 de mayo de 1955, los prisioneros fueron liberados. Al regresar a La Habana, Castro dio entrevistas de radio y conferencias de prensa; el gobierno lo siguió de cerca, restringiendo sus actividades. Ahora divorciado, Castro tuvo relaciones sexuales con dos mujeres que lo apoyaban, Naty Revuelta y María Laborde, cada una de las cuales lo concebía como un niño. Estableciendo el fortalecimiento del MR-26-7, estableció una Dirección Nacional de 11 personas pero retuvo el control autocrático, con algunos disidentes etiquetándolo como un caudillo (dictador); él argumentó que una revolución exitosa no podía ser dirigida por un comité y requería un líder fuerte.

En 1955, los bombardeos y las manifestaciones violentas llevaron a una represión contra la disidencia, con Castro y Raúl huyendo del país para evadir el arresto. Castro envió una carta a la prensa, declarando que estaba «saliendo de Cuba porque todas las puertas de la lucha pacífica me han sido cerradas … Como seguidor de Martí, creo que ha llegado la hora de tomar nuestros derechos y no suplicarles, pelear en lugar de suplicar por ellos «. Los Castro y varios camaradas viajaron a México, donde Raúl se hizo amigo de un médico y marxista-leninista argentino llamado Ernesto «Che» Guevara , que trabajaba como periodista y fotógrafo para » Agencia Latina de Noticias «. A Fidel le gustaba, y luego lo describió como «un revolucionario más avanzado que yo». Castro también se asoció con el español Alberto Bayo , quien aceptó enseñar a los rebeldes de Castro las habilidades necesarias en la guerra de guerrillas. Exigiendo financiamiento, Castro recorrió los EE. UU. En busca de simpatizantes adinerados, y los supervisó agentes de Batista, que presuntamente orquestaron un fallido intento de asesinato en su contra. Castro se mantuvo en contacto con el MR-26-7 en Cuba, donde habían ganado una gran base de apoyo en Oriente. Otros grupos militantes anti-Batista habían surgido, principalmente del movimiento estudiantil; el más notable fue el Directorio Revolucionario Estudiantil(DRE), fundado por José Antonio Echeverría . Antonio se encontró con Castro en la Ciudad de México , pero Castro se opuso al apoyo del estudiante para el asesinato indiscriminado.

Después de comprar el yate decrépito Granma , el 25 de noviembre de 1956, Castro zarpó de Tuxpan , Veracruz, con 81 revolucionarios armados, el cruce de 1.200 millas (1.900 km) a Cuba fue duro, con poca comida y muchos sufrimientos. mareo . En algunos puntos, tuvieron que rescatar del agua causada por una fuga, y en otro, un hombre cayó por la borda, lo que retrasa su viaje, el plan había sido para el cruce tomar 5 días, y en el Granma ‘ día programado s de llegada, el 30 de noviembre, MR-26-7 miembros de Frank País encabezaron un levantamiento armado en Santiago y Manzanillo. Sin embargo, el Granma ‘El viaje finalmente duró 7 días, y con Castro y sus hombres incapaces de proporcionar refuerzos, País y sus militantes se dispersaron después de dos días de ataques intermitentes.

Guerra de guerrillas: 1956-1959

El Granma encalló en un manglar en Playa Las Coloradas, cerca de Los Cayuelos , el 2 de diciembre de 1956. Huyendo tierra adentro, su tripulación se dirigió a la cordillera boscosa de la Sierra Maestra de Oriente , siendo atacada repetidamente por las tropas de Batista. Al llegar, Castro descubrió que solo 19 rebeldes habían llegado a su destino, el resto había sido asesinado o capturado. Al establecer un campamento , los sobrevivientes incluyeron a los Castros, Che Guevara y Camilo Cienfuegos, comenzaron a lanzar incursiones en pequeños puestos del ejército para obtener armamento, y en enero de 1957 invadieron el puesto de avanzada en La Plata, tratando a los soldados heridos, pero ejecutando a Chicho Osorio, el alcalde local (superintendente de la compañía), que era despreciado por el campesinos y que se jactaban de matar a uno de los rebeldes de Castro. La ejecución de Osorio ayudó a los rebeldes a ganarse la confianza de los lugareños, aunque permanecieron en gran medida desconfiados y desconfiados de los revolucionarios a medida que crecía la confianza, algunos lugareños se unieron a los rebeldes, aunque la mayoría de los nuevos reclutas provenían de áreas urbanas. Con voluntarios que aumentaron las fuerzas rebeldes a más de 200, en julio de 1957 Castro dividió su ejército en tres columnas, comandadas por él mismo, su hermano y Guevara, los miembros MR-26-7 que operan en áreas urbanas continuaron la agitación, enviando suministros a Castro, y el 16 de febrero de 1957, se reunió con otros miembros de alto rango para discutir tácticas; Aquí conoció a Celia Sánchez , quien se convertiría en una amiga cercana.

En toda Cuba, los grupos anti-Batista llevaron a cabo bombardeos y sabotaje; La policía respondió con arrestos masivos, torturas y ejecuciones extrajudiciales. En marzo de 1957, la República Dominicana lanzó un ataque fallido contra el palacio presidencial, durante el cual Antonio fue asesinado a tiros. Frank País también fue asesinado, dejando a Castro como el líder indiscutido de MR-26-7. Aunque Guevara y Raúl eran bien conocidos por sus puntos de vista marxista-leninistas, Castro ocultó el suyo, esperando obtener el apoyo de revolucionarios menos radicales; en 1957 se reunió con los principales miembros del Partido Ortodoxo , Raúl Chibás y Felipe Pazos, autor del Manifiesto de la Sierra Maestra, en el que exigían que se estableciera un gobierno civil provisional para implementar una reforma agraria moderada, una industrialización y una campaña de alfabetización antes de celebrar elecciones multipartidistas. Mientras la prensa de Cuba era censurada, Castro contactó a los medios extranjeros para difundir su mensaje; se convirtió en una celebridad después de ser entrevistado por Herbert Matthews , un periodista de The New York Times. Los periodistas de CBS y Paris Match pronto siguieron.

Las guerrillas de Castro aumentaron sus ataques contra puestos militares, forzando al gobierno a retirarse de la región de Sierra Maestra, y para la primavera de 1958, los rebeldes controlaban un hospital, escuelas, una imprenta, un matadero, una mina y una fábrica de cigarros. En 1958, Batista estaba bajo una presión creciente, como resultado de sus fracasos militares, junto con el aumento de las críticas nacionales y extranjeras en torno a la censura de prensa de su administración, la tortura y las ejecuciones extrajudiciales. Influenciado por el sentimiento anti-Batista entre sus ciudadanos, el gobierno de los EE. UU. Dejó de suministrarle armamento. La oposición convocó una huelga general, acompañado de ataques armados del MR-26-7. A partir del 9 de abril, recibió un fuerte apoyo en el centro y este de Cuba, pero poco en otros lugares.

Batista respondió con un ataque total, Operación Verano , en el cual el ejército bombardeó aéreamente áreas boscosas y pueblos sospechosos de ayudar a los militantes, mientras que 10.000 soldados comandados por el general Eulogio Cantillo rodearon la Sierra Maestra, dirigiéndose al norte hacia los campamentos rebeldes, a pesar de su superioridad numérica y tecnológica, el ejército no tenía experiencia con la guerra de guerrillas, y Castro detuvo su ofensiva utilizando minas terrestres y emboscadas. Muchos de los soldados de Batista desertaron a los rebeldes de Castro, que también se beneficiaron del apoyo popular local; en el verano, el MR-26-7 pasó a la ofensiva, empujando al ejército fuera de las montañas, con Castro usando sus columnas en un movimiento de pinza para rodear la principal concentración del ejército en Santiago. Para noviembre, las fuerzas de Castro controlaban la mayor parte de Oriente y Las Villas, y dividían a Cuba en dos mediante el cierre de las principales carreteras y líneas ferroviarias, perjudicando severamente a Batista.

Temiendo que Castro fuera un socialista, Estados Unidos ordenó a Cantillo expulsar a Batista. Cantillo acordó secretamente un alto el fuego con Castro, prometiendo que Batista sería juzgado como un criminal de guerra; Sin embargo, Batista fue advertido, y se exilió con más de US $ 300.000.000, el 31 de diciembre de 1958. Cantillo entró en La Habana Palacio Presidencial , proclamó el Tribunal Supremo juez Carlos Piedra a ser presidente, y empezó a nombrar el nuevo gobierno. Furioso, Castro puso fin al cese del fuego y ordenó el arresto de Cantillo por parte de simpatizantes del ejército. Acompañando las celebraciones por la noticia de la caída de Batista el 1 de enero de 1959, Castro ordenó que el MR-26-7 evitara el saqueo generalizado y el vandalismo. Cienfuegos y Guevara encabezaron sus columnas en La Habana el 2 de enero, mientras que Castro ingresó a Santiago y pronunció un discurso invocando las guerras de independencia. Dirigiéndose a La Habana, saludó a las multitudes que animaban en cada ciudad, dando conferencias de prensa y entrevistas.

Gobierno Provisional: 1959

A pedido de Castro, el abogado políticamente moderado Manuel Urrutia Lleó fue proclamado presidente provisional, pero Castro anunció (falsamente) que Urrutia había sido elegido por «elección popular». La mayoría del gabinete de Urrutia eran miembros de MR-26-7. Al ingresar a La Habana, Castro se proclamó a sí mismo Representante de las Fuerzas Armadas Rebeldes de la Presidencia, estableciendo su hogar y oficina en el ático del Havana Hilton Hotel. Castro ejerció una gran influencia sobre el régimen de Urrutia, que ahora gobernaba por decreto, se aseguró de que el gobierno implementara políticas para cortar la corrupción y combatir el analfabetismo y que intentó sacar a los batistanos de las posiciones de poder al destituir al Congreso y excluir de la oficina a todos los elegidos en las elecciones amañadas de 1954 y 1958. Luego presionó a Urrutia para que prohibiera temporalmente los partidos políticos; repetidamente dijo que eventualmente celebrarían elecciones multipartidistas. Aunque negó repetidamente que era comunista para la prensa, comenzó a reunirse clandestinamente con miembros del Partido Socialista Popular para discutir la creación de un estado socialista.

Al reprimir la revolución, el gobierno de Batista había matado a miles de cubanos; Castro y los influyentes sectores de la prensa calculan la cifra de muertos en 20,000, pero una lista de víctimas publicada poco después de la revolución contenía solo 898 nombres, más de la mitad de ellos combatientes. Estimaciones más recientes sitúan el número de muertos entre 1000 y 4000. En respuesta al alboroto popular, que exigía que los responsables fueran llevados ante la justicia, Castro ayudó a organizar muchos juicios, lo que dio como resultado cientos de ejecuciones, aunque ampliamente popular a nivel nacional, los críticos, en particular la prensa estadounidense, argumentaron que muchos no fueron juicios justos . Castro respondió que «la justicia revolucionaria no se basa en preceptos legales, sino en convicciones morales».Aclamado por muchos en América Latina, viajó a Venezuela, donde se reunió con el presidente electo, Rómulo Betancourt , solicitando sin éxito un préstamo y un nuevo acuerdo para el petróleo venezolano. Al volver a casa, se inició una discusión entre Castro y altos cargos del gobierno, se enfureció porque el gobierno había dejado a miles de desempleados cerrando casinos y burdeles. Como resultado, el primer ministro José Miró Cardona renunció, se exilió en los Estados Unidos y se unió al movimiento anticastrista.

Cargo de primer ministro

Consolidando el liderazgo: 1959-1960

El 16 de febrero de 1959, Castro fue juramentado como Primer Ministro de Cuba ; en abril, visitó los Estados Unidos en una ofensiva de encanto donde se encontró con el Vicepresidente Richard Nixon , a quien no le gustó al instante. Procediendo a Canadá, Trinidad, Brasil, Uruguay y Argentina, Castro asistió a una conferencia económica en Buenos Aires , proponiendo sin éxito un «Plan Marshall» financiado por los Estados Unidos y financiado por $ 30 mil millones para América Latina. En mayo de 1959, Castro promulgó la Primera Reforma Agraria., estableciendo un tope para las tierras en 993 acres (402 ha) por propietario y prohibiendo a los extranjeros obtener la propiedad cubana de la tierra. Alrededor de 200,000 campesinos recibieron títulos de propiedad cuando se desmantelaron grandes propiedades; popular entre la clase trabajadora, alienó a los terratenientes más ricos. Dentro de un año, Castro y su gobierno efectivamente habían redistribuido el 15 por ciento de la riqueza de la nación, declarando que «la revolución es la dictadura de los explotados contra los explotadores».

Castro se nombró a sí mismo presidente de la Industria Nacional del Turismo, presentando medidas infructuosas para alentar a los turistas afroamericanos a visitar, anunciando a Cuba como un paraíso tropical libre de discriminación racial. Los jueces y los políticos redujeron su sueldo, mientras que los funcionarios públicos de bajo rango vieron que se elevaron los suyos, y en marzo de 1959, Castro declaró que los alquileres para quienes pagaban menos de $ 100 por mes se redujeron a la mitad. El gobierno cubano también comenzó a expropiarse de los líderes de la mafia y tomando millones en efectivo, antes de morir Meyer Lansky dijo que Cuba lo «arruinó».

Aunque se negó a categorizar su régimen como socialista y negando repetidamente ser comunista, Castro designó a los marxistas para altos cargos gubernamentales y militares. En particular, Che Guevara se convirtió en Gobernador del Banco Central y luego Ministro de Industrias. Asombrado, el comandante de la Fuerza Aérea Pedro Luis Díaz Lanz desertó a los Estados Unidos. Aunque el presidente Urrutia denunció la deserción, expresó su preocupación por la creciente influencia del marxismo. Enojado, Castro a su vez anunció su renuncia como primer ministro, culpando a Urrutia por complicar el gobierno con su «anticomunismo enfebrecido», más de 500,000 partidarios de Castro rodearon el Palacio Presidencial exigiendo la renuncia de Urrutia, que él presentó. El 23 de julio, Castro reasumió su Premiership y nombró marxistaOsvaldo Dorticós como presidente.

Se hizo mayor hincapié en la educación, y durante los primeros 30 meses del gobierno de Castro, se abrieron más aulas que en los 30 años anteriores, el sistema cubano de educación primaria ofreció un programa de trabajo y estudio, con la mitad del tiempo dedicado a el aula y la otra mitad en una actividad productiva. La atención de salud fue nacionalizada y ampliada, con centros de salud rurales y policlínicos urbanos abriéndose en toda la isla para ofrecer asistencia médica gratuita. Se implementó la vacunación universal contra las enfermedades infantiles y se redujeron drásticamente las tasas de mortalidad infantil. Una tercera parte de este programa social fue la mejora de la infraestructura. En los primeros seis meses del gobierno de Castro, se construyeron 600 millas de caminos en toda la isla, mientras que se gastaron $ 300 millones en proyectos de agua y saneamiento, se construyeron más de 800 casas cada mes en los primeros años de la administración en un esfuerzo para reducir la falta de vivienda, mientras se abrían guarderías y guarderías para niños y otros centros abiertos para discapacitados y ancianos.

Castro usó la radio y la televisión para desarrollar un «diálogo con el pueblo», haciendo preguntas y haciendo declaraciones provocativas, su régimen siguió siendo popular entre los trabajadores, campesinos y estudiantes, que constituían la mayoría de la población del país, mientras la oposición provino principalmente de la clase media; miles de médicos, ingenieros y otros profesionales emigraron a Florida en los EE. UU., lo que provocó una fuga de cerebros económica. La productividad disminuyó y las reservas financieras del país se agotaron en dos años, después de que la prensa conservadora expresó su hostilidad hacia el gobierno, el sindicato de impresores procastristas interrumpió al personal editorial, y en enero de 1960 el gobierno les ordenó publicar una «aclaración» escrita por el sindicato de impresores al final de los artículos críticos del gobierno. El gobierno de Castro arrestó a cientos de contrarrevolucionarios, muchos de los cuales fueron sometidos a confinamiento solitario, trato rudo y comportamiento amenazante. Militantes grupos anticastristas, financiados por exiliados, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y el gobierno dominicano, emprendieron ataques armados y establecieron bases guerrilleras en las montañas de Cuba.

En 1960, la Guerra Fría se desencadenó entre dos superpotencias: los Estados Unidos, una democracia liberal capitalista y la Unión Soviética (URSS), un estado socialista marxista-leninista gobernado por el Partido Comunista . Al expresar desprecio por Estados Unidos, Castro compartió las opiniones ideológicas de la URSS y estableció relaciones con varios estados marxistas-leninistas. Reunión con el primer viceprimer ministro soviético Anastas Mikoyan , Castro acordó proporcionar a la URSS azúcar, fruta, fibras y pieles, a cambio de petróleo crudo, fertilizantes, productos industriales y un préstamo de $ 100 millones. El gobierno cubano ordenó las refinerías del país, entonces controladas por las corporaciones estadounidenses Shelly Esso – para procesar petróleo soviético, pero bajo la presión de los EE. UU., se negaron. Castro respondió expropiando y nacionalizando las refinerías. Al tomar represalias, Estados Unidos canceló su importación de azúcar cubano, lo que provocó que Castro nacionalizara la mayoría de los activos de propiedad estadounidense en la isla, incluidos los bancos y los ingenios azucareros.

Las relaciones entre Cuba y EE. UU. Se tensaron aún más después de la explosión de un buque francés, La Coubre , en el puerto de La Habana en marzo de 1960. El barco transportaba armas compradas desde Bélgica, la causa de la explosión nunca se determinó, pero Castro insinuó públicamente que el gobierno de los Estados Unidos fue culpable de sabotaje. Terminó este discurso con «¡Patria o Muerte!», Una proclama de la que hizo gran uso en los años siguientes. Inspirado por su éxito anterior con el golpe de estado de Guatemala de 1954 , en marzo de 1960, el presidente Eisenhower autorizó a la CIA a derrocar al gobierno de Castro, les proporcionó un presupuesto de $ 13 millones y les permitió aliarse con la mafia, quienes se sintieron ofendidos porque el gobierno de Castro cerró sus negocios de burdeles y casinos en Cuba. El 13 de octubre de 1960, los Estados Unidos prohibieron la mayoría de las exportaciones a Cuba, iniciando un embargo económico . En represalia, el Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) tomó el control de 383 empresas privadas el 14 de octubre y el 25 de octubre otras 166 compañías estadounidenses que operaban en Cuba se incautaron y nacionalizaron sus locales. El 16 de diciembre, los Estados Unidos terminaron su cuota de importación de azúcar cubano, la principal exportación del país.

En septiembre de 1960, Castro voló a la ciudad de Nueva York para la Asamblea General de las Naciones Unidas . Alojado en el Hotel Theresa en Harlem , se reunió con periodistas y figuras antiestablishment como Malcolm X, también se reunió con el primer ministro soviético Nikita Khrushchev , y los dos condenaron públicamente la pobreza y el racismo que enfrentan los estadounidenses en áreas como Harlem. Las relaciones entre Castro y Jruschov eran cálidas; condujeron los aplausos a los discursos de los demás en la Asamblea General. Posteriormente, visitado por el primer secretario polaco Władysław Gomułka , el presidente búlgaro Todor Zhivkov , el presidente egipcio Gamal Abdel Nassery el primer ministro indio Jawaharlal Nehru, Castro también recibió una recepción de la tarde del Comité Fair Play for Cuba.

De vuelta en Cuba, Castro temía un golpe respaldado por Estados Unidos; en 1959, su régimen gastó 120 millones de dólares en armamento soviético, francés y belga, y para principios de 1960 había duplicado el tamaño de las fuerzas armadas de Cuba. Temiendo elementos contrarrevolucionarios en el ejército, el gobierno creó una milicia popular para armar ciudadanos favorables a la revolución, entrenando al menos a 50,000 civiles en técnicas de combate; en septiembre de 1960, crearon los Comités para la Defensa de la Revolución(CDR), una organización civil nacional que implementó el espionaje vecinal para detectar actividades contrarrevolucionarias y organizar campañas de salud y educación, convirtiéndose en un conducto para las quejas del público. Para 1970, un tercio de la población estaría involucrado en el CDR, y esto llegaría a aumentar al 80%.

Castro proclamó a la nueva administración como una democracia directa , en la que los cubanos podían reunirse en manifestaciones para expresar su voluntad democrática, como resultado, rechazó la necesidad de elecciones y afirmó que los sistemas democráticos representativos servían a los intereses de las élites socioeconómicas. El Secretario de Estado de los Estados Unidos, Christian Herter, anunció que Cuba estaba adoptando el modelo de gobierno soviético, con un estado de partido único, control gubernamental de los sindicatos, supresión de las libertades civiles y la ausencia de libertad de expresión y de prensa.

Invasión de Bahía de Cochinos y «Cuba Socialista»: 1961-1962

En enero de 1961, Castro ordenó que la Embajada de La Habana redujera su personal de 300 miembros, sospechando que muchos de ellos eran espías, los Estados Unidos respondieron poniendo fin a las relaciones diplomáticas y aumentó los fondos de la CIA para los disidentes exiliados; estos militantes comenzaron a atacar barcos que comerciaban con Cuba y bombardearon fábricas, tiendas y centrales azucareros. Tanto Eisenhower como su sucesor John F. Kennedy respaldaron un plan de la CIA para ayudar a una milicia disidente, el Frente Democrático Revolucionario, a invadir Cuba y derrocar a Castro; el plan resultó en la invasión de la Bahía de Cochinos en abril de 1961. El 15 de abril, los B-26 suministrados por la CIA bombardeó tres aeródromos militares cubanos; EE. UU. anunció que los perpetradores estaban abandonando a los pilotos de la fuerza aérea cubana, pero Castro expuso estas afirmaciones como falsa información falsa . Temiendo la invasión, ordenó el arresto de entre 20,000 y 100,000 contrarrevolucionarios sospechosos, proclamando públicamente, «Lo que los imperialistas no pueden perdonarnos, es que hemos hecho una revolución socialista bajo sus narices», su primer anuncio que el gobierno era socialista.

La CIA y el Frente Democrático Revolucionario habían basado un ejército de 1.400 efectivos, la Brigada 2506, en Nicaragua , en la noche del 16 al 17 de abril, la Brigada 2506 aterrizó en la Bahía de Cochinos de Cuba y entabló un tiroteo con una milicia revolucionaria local. Castro ordenó al capitán José Ramón Fernández lanzar la contraofensiva, antes de tomar el control personal de ella, después de bombardear los barcos de los invasores y traer refuerzos, Castro obligó a la Brigada a rendirse el 20 de abril.Ordenó que los 1189 rebeldes capturados fueran interrogados por un panel de periodistas en la televisión en vivo, asumiendo personalmente el interrogatorio el 25 de abril. 14 fueron juzgados por crímenes supuestamente cometidos antes de la revolución, mientras que los otros fueron devueltos a los EE. UU. A cambio. para medicinas y alimentos valorados en US $ 25 millones. La victoria de Castro fue un símbolo poderoso en América Latina, pero también aumentó la oposición interna principalmente entre los cubanos de clase media que habían sido detenidos en el período previo a la invasión, aunque la mayoría fueron liberados en pocos días, muchos huyeron a los Estados Unidos, estableciéndose en Florida.

La consolidación de «Cuba Socialista», Castro unido el MR-26-7, Partido Socialista Popular y Directorio Revolucionario en un partido de gobierno basado en el principio leninista del centralismo democrático : las Organizaciones Revolucionarias Integradas (Organizaciones Revolucionarias Integradas – ORI), cambió el nombre del partido unido de la Revolución Socialista Cubana (PURSC) en 1962. Aunque la URSS dudaba sobre el abrazo de Castro al socialismo, las relaciones con los soviéticos se profundizaron. Castro envió a Fidelito a una escuela en Moscú, llegaron a la isla técnicos soviéticos y Castro recibió el Premio Lenin de la Paz. En diciembre de 1961, Castro admitió que había sido marxista-leninista durante años, y en su Segunda Declaración de La Habana hizo un llamado a América Latina para que se alce en la revolución. En respuesta, los Estados Unidos presionaron con éxito a la Organización de Estados Americanos para expulsar a Cuba; los soviéticos en privado reprendieron a Castro por su imprudencia, aunque recibió elogios de China. A pesar de su afinidad ideológica con China, en la división chino-soviética , Cuba se alió con los soviéticos más ricos, que ofrecieron ayuda económica y militar.

La ORI comenzó a dar forma a Cuba utilizando el modelo soviético, persiguiendo a opositores políticos y desviados sociales percibidos, como las prostitutas y los homosexuales; Castro consideraba que la actividad sexual entre personas del mismo sexo era un rasgo burgués. Los hombres homosexuales eran forzados en las Unidades Militares de Ayuda a la Producción ( Unidades Militares de Ayuda a la Producción – UMAP); después de que muchos intelectuales revolucionarios criticaron este movimiento, los campamentos de la UMAP se cerraron en 1967, aunque los homosexuales siguieron encarcelados. En 2010, Castro asumió la responsabilidad de esta persecución y la consideró una «gran injusticia». En 1962, la economía de Cuba estaba en fuerte declive, como resultado de una gestión económica deficiente y baja productividad, junto con el embargo comercial de los Estados Unidos. La escasez de alimentos condujo al racionamiento, lo que provocó protestas en Cárdenas . Los informes de seguridad indicaron que muchos cubanos asociaron la austeridad con los «viejos comunistas» del PSP, mientras que Castro consideró que varios de ellos, a saber, Aníbal Escalante y Blas Roca , eran indebidamente leales a Moscú. En marzo de 1962, Castro retiró de su cargo a los «viejos comunistas» más prominentes, llamándolos «sectarios», a nivel personal, Castro se sentía cada vez más solitario y sus relaciones con Guevara se tensaron a medida que este último se volvió cada vez más antisoviético y pro-chino.

La crisis de los misiles cubanos y la profundización del socialismo: 1962-1968

Militarmente más débil que la OTAN , Khrushchev quería instalar misiles nucleares R-12 MRBM soviéticos sobre Cuba para igualar el equilibrio de poder. Aunque estuvo en conflicto, Castro estuvo de acuerdo, creyendo que garantizaría la seguridad de Cuba y mejoraría la causa del socialismo. Llevado a cabo en secreto, solo los hermanos Castro, Guevara, Dorticós y el jefe de seguridad Ramiro Valdés conocían el plan completo. Al descubrirlo a través de reconocimiento aéreo, en octubre, EE. UU. Implementó una cuarentena en toda la isla para buscar naves dirigidas a Cuba, lo que desató la crisis de los misiles cubanos.. Estados Unidos vio los misiles como ofensivos; Castro insistió en que solo eran para defensa. Castro instó a Khrushchev a amenazar con un ataque nuclear contra los Estados Unidos si se atacaba a Cuba, pero Jrushchov estaba desesperado por evitar una guerra nuclear. Castro quedó fuera de las negociaciones, en las que Khruschev acordó eliminar los misiles a cambio del compromiso de los Estados Unidos de no invadir Cuba y el entendimiento de que Estados Unidos eliminaría sus MRBM de Turquía e Italia. Sintiéndose traicionado por Khruschev, Castro estaba furioso y pronto cayó enfermo. Al proponer un plan de cinco puntos, Castro exigió que Estados Unidos ponga fin a su embargo y se retire de la Base Naval de la Bahía de Guantánamo, dejar de apoyar a los disidentes y dejar de violar el espacio aéreo y las aguas territoriales cubanas. Al presentar estas demandas a U Thant, que visita el Secretario General de las Naciones Unidas , los Estados Unidos las ignoraron y, a su vez, Castro se negó a permitir el ingreso del equipo de inspección de la ONU a Cuba.

En mayo de 1963, Castro visitó la URSS con la invitación personal de Khrushchev, recorriendo 14 ciudades, dirigiéndose a una manifestación en la Plaza Roja y obteniendo tanto la Orden de Lenin como un doctorado honorario de la Universidad Estatal de Moscú . Castro regresó a Cuba con nuevas ideas; inspirado por el periódico soviético Pravda , fusionó Hoy y Revolución en un nuevo diario, Granma, y supervisó una gran inversión en el deporte cubano que resultó en una mayor reputación deportiva internacional. Buscando consolidar aún más el control, en 1963 el gobierno tomó medidas enérgicas contra las sectas protestantes en Cuba, con Castro etiquetándolas de «instrumentos del imperialismo» contrarrevolucionarios; muchos predicadores fueron encontrados culpables de enlaces ilegales a los Estados Unidos y encarcelados. Se implementaron medidas para obligar a los jóvenes percibidos ociosos y delincuentes a trabajar, principalmente mediante la introducción del servicio militar obligatorio, mientras que en septiembre el gobierno permitió temporalmente la emigración a cualquier persona que no fuera varón de entre 15 y 26 años, librando así al gobierno de miles de críticos, la mayoría de los cuales pertenecían a la clase media y alta. En 1963 murió la madre de Castro, esta fue la última vez que su vida privada fue reportada en la prensa cubana.En enero de 1964, Castro regresó a Moscú, oficialmente para firmar un nuevo acuerdo comercial de azúcar por cinco años, pero también para discutir las ramificaciones del asesinato de John F. Kennedy; Castro había estado profundamente preocupado por el asesinato, creyendo que una conspiración de extrema derecha estaba detrás de eso, pero que los cubanos serían culpados; en octubre de 1965, las Organizaciones Revolucionarias Integradas fueron renombradas oficialmente como el «Partido Comunista Cubano» y publicaron la membresía de su Comité Central.

A pesar de las dudas soviéticas, Castro siguió llamando a la revolución global, financiando a militantes izquierdistas y aquellos comprometidos en las luchas de liberación nacional . La política exterior cubana era firmemente antiimperialista, creyendo que todas las naciones debían controlar sus propios recursos naturales, apoyó el «Proyecto Andino» del Che Guevara, un plan fracasado para establecer un movimiento guerrillero en las tierras altas de Bolivia , Perú y Argentina. y permitió que grupos revolucionarios de todo el mundo, desde el Viet Cong hasta los Black Panthers , entrenen en Cuba. Consideró a África dominada por Occidente madura para la revolución y envió tropas y médicos para ayudar al régimen socialista de Ahmed Ben Bella en Argelia durante la Guerra de Arena , también se alió con el gobierno socialista de Alphonse Massamba-Débat en Congo-Brazzaville , y en 1965 Castro autoriza a Guevara a viajar a Congo-Kinshasa para entrenar a los revolucionarios contra el gobierno respaldado por Occidente. Castro fue personalmente devastado cuando Guevara fue asesinado posteriormente por tropas apoyadas por la CIA en Bolivia en octubre de 1967 y públicamente lo atribuyó a la indiferencia del Che por su propia seguridad; en 1966 Castro organizó unaLa Conferencia Tri-Continental de África, Asia y América Latina en La Habana, se está estableciendo como un jugador importante en el escenario mundial. De esta conferencia, Castro creó la Organización de Solidaridad de América Latina (OLAS), que adoptó el lema de «El deber de una revolución es hacer la revolución», que significa el liderazgo de La Habana en el movimiento revolucionario de América Latina.

El creciente papel de Castro en el escenario mundial tensó su relación con la URSS, ahora bajo el liderazgo de Leonid Brezhnev . Afirmando la independencia de Cuba, Castro se negó a firmar el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares , declarando que era un intento soviético-estadounidense de dominar el Tercer Mundo . Desviándose de la doctrina marxista soviética, sugirió que la sociedad cubana podría evolucionar directamente al comunismo puro en lugar de progresar gradualmente a través de varias etapas del socialismo; a su vez, el leal-soviético Aníbal Escalante comenzó a organizar una red gubernamental de oposición a Castro, aunque en enero de 1968, él y sus seguidores fueron arrestados por supuestamente traspasar secretos de estado a Moscú. Sin embargo, al reconocer la dependencia económica de Cuba de los soviéticos, Castro cedió a la presión de Brezhnev para ser obediente, y en agosto de 1968 denunció a los líderes de la Primavera de Praga y elogió la invasión del Pacto de Varsovia a Checoslovaquia . Influenciado por el Gran salto adelante de China , en 1968 Castro proclamó una gran ofensiva revolucionaria, cerró todas las tiendas y negocios privados restantes y denunció a sus dueños como contrarrevolucionarios capitalistas, la grave falta de bienes de consumo para la compra llevó a la disminución de la productividad, ya que grandes sectores de la población sentían pocos incentivos para trabajar duro. Esto se vio exacerbado por la percepción de que había surgido una elite revolucionaria formada por aquellos conectados con la administración; tenían acceso a mejores viviendas, transporte privado, sirvientes y la capacidad de comprar artículos de lujo en el extranjero.

Estancamiento económico y política del Tercer Mundo: 1969-1974

Castro celebró públicamente el décimo aniversario de su administración en enero de 1969; en su discurso de celebración advirtió sobre las raciones de azúcar, que reflejan los problemas económicos de la nación. La cosecha de 1969 fue gravemente dañada por un huracán y, para cumplir con su cuota de exportación, el gobierno formó un ejército, implementó una semana laboral de siete días y pospuso días festivos para alargar la cosecha. Cuando no se cumplió con la cuota de producción de ese año, Castro ofreció su renuncia durante un discurso público, pero la multitud reunida insistió en que se quedara, a pesar de los problemas económicos, muchas de las reformas sociales de Castro fueron populares, con la población apoyando en gran medida los «Logros de la Revolución» en educación, atención médica, vivienda y construcción de carreteras, así como las políticas de consulta pública «democrática directa». En busca de ayuda soviética, de 1970 a 1972 los economistas soviéticos reorganizaron la economía cubana, fundando la Comisión cubano-soviética de Colaboración Económica, Científica y Técnica, mientras que el primer ministro soviético Alexei Kosygin lo visitaba en 1971. En julio de 1972, Cuba se unió al Consejo de Asistencia Económica Mutua.(Comecon), una organización económica de estados socialistas, aunque esto limitó aún más la economía cubana a la producción agrícola.

En mayo de 1970, las tripulaciones de dos barcos de pesca cubanos fueron secuestradas por el grupo disidente con sede en Florida Alpha 66 , que exigió que Cuba libere a los militantes encarcelados. Bajo la presión de los EE. UU., Los rehenes fueron liberados, y Castro los recibió nuevamente como héroes. En abril de 1971, Castro fue condenado internacionalmente por ordenar el arresto del poeta disidente Heberto Padilla que había sido arrestado el 20 de marzo; Padilla fue liberado, pero el gobierno estableció el Consejo Cultural Nacional para garantizar que intelectuales y artistas apoyaran a la administración.

En noviembre de 1971, Castro visitó Chile , donde el presidente marxista Salvador Allende había sido elegido como jefe de una coalición de izquierda . Castro apoyó las reformas socialistas de Allende, pero le advirtió sobre los elementos de la derecha en el ejército de Chile; en 1973, los militares encabezaron un golpe de estado y establecieron una junta militar dirigida por Augusto Pinochet. Castro se dirigió a Guinea para encontrarse con el presidente socialista Sékou Touré , elogiándolo como el líder más grande de África, y allí recibió la Orden de Fidelidad al Pueblo. Luego realizó una gira de siete semanas visitando a los aliados de izquierda: Argelia, Bulgaria, Hungría, Polonia, Alemania Oriental, Checoslovaquia y la Unión Soviética, donde recibió más premios, en cada viaje estaba ansioso por visitar a los trabajadores de fábricas y granjas, alabando públicamente a sus gobiernos; en privado, instó a los regímenes a ayudar a los movimientos revolucionarios en otros lugares, en particular los que luchan contra la guerra de Vietnam.

En septiembre de 1973, regresó a Argel para asistir a la Cuarta Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNA). Varios miembros de NAM criticaron la asistencia de Castro, alegando que Cuba estaba alineada con el Pacto de Varsovia y que por lo tanto no deberían asistir a la conferencia, en la conferencia rompió públicamente las relaciones con Israel, citando la estrecha relación de su gobierno con los EE. UU. su tratamiento de los palestinos durante el conflicto Israel-Palestina . Esto le ganó a Castro respeto en todo el mundo árabe, en particular del líder libio Muammar Gaddafi , que se convirtió en su amigo y aliado, como la Guerra de Yom Kipur.Estalló en octubre de 1973 entre Israel y una coalición árabe liderada por Egipto y Siria, Cuba envió 4.000 soldados para ayudar a Siria. Al salir de Argel, Castro visitó Iraq y Vietnam del Norte.

La economía cubana creció en 1974 como resultado de los altos precios internacionales del azúcar y los nuevos créditos con Argentina, Canadá y partes de Europa occidental. Varios estados latinoamericanos pidieron la readmisión de Cuba en la Organización de Estados Americanos (OEA), con los Estados Unidos finalmente concediendo en 1975 el consejo de Henry Kissinger. El gobierno de Cuba experimentó una reestructuración a lo largo de las líneas soviéticas, alegando que esto democratizaría aún más y descentralizaría el poder de Castro. Oficialmente anunciando la identidad de Cuba como un estado socialista, se celebró el primer Congreso Nacional del Partido Comunista de Cuba y se aprobó una nueva constitución que abolió el cargo de Presidente y Primer Ministro. Castro siguió siendo la figura dominante en el gobierno, tomando la presidencia del recién creado Consejo de Estado y Consejo de Ministros , lo que lo convirtió en jefe de estado y jefe de gobierno.

Presidencia

Guerras en el extranjero y presidencia del MNOAL: 1975-1979

Castro consideraba que África era «el eslabón más débil de la cadena imperialista» y, a petición del presidente angoleño Agostinho Neto , en noviembre de 1975 ordenó a 230 asesores militares en el sur de África para ayudar al MPLA marxista de Neto en la Guerra Civil angoleña . Cuando Estados Unidos y Sudáfrica intensificaron su apoyo a la oposición FLNA y UNITA , Castro ordenó a otros 18,000 soldados a Angola, que jugaron un papel importante en forzar un retiro de Sudáfrica y UNITA. Viajando a Angola, Castro celebró con Neto, Sékou Touré y el presidente de Guinea-Bissaun Luís Cabral , donde acordaron apoyar el gobierno marxista-leninista de Mozambiquecontra RENAMO en la Guerra Civil de Mozambique. En febrero, Castro visitó Argelia y luego Libia, donde pasó diez días con Gadafi y supervisó el establecimiento del sistema de gobierno de Jamahariya , antes de asistir a las conversaciones con el gobierno marxista de Yemen del Sur . Desde allí se dirigió a Somalia, Tanzania, Mozambique y Angola, donde fue recibido por la multitud como un héroe por el papel de Cuba en la oposición al apartheid de Sudáfrica. A lo largo de gran parte de África fue aclamado como amigo de la liberación nacional del dominio extranjero, esto fue seguido con visitas a Berlín y Moscú.

En 1977 estalló la Guerra de Ogaden sobre la disputada región de Ogaden cuando Somalia invadió Etiopía; aunque un antiguo aliado del presidente somalí Siad Barre , Castro le había advertido contra tal acción, y Cuba se puso del lado del gobierno marxista de Etiopía de Mengistu Haile Mariam . Envió tropas al mando del general Arnaldo Ochoa para ayudar al abrumado ejército etíope, después de obligar a los somalíes a volver, Mengistu ordenó a los etíopes que reprimieran al Frente de Liberación Popular de Eritrea , una medida que Castro se negó a apoyar. Castro extendió su apoyo a los movimientos revolucionarios latinoamericanos, a saber, el Frente Sandinista de Liberación Nacionalen su derrocamiento del gobierno derechista nicaragüense de Anastasio Somoza Debayle en julio de 1979. Los críticos de Castro acusaron al gobierno de desperdiciar vidas cubanas en estos esfuerzos militares; el Centro Anticastrista por una Cuba Libre ha afirmado que se estima que 14.000 cubanos fueron asesinados en acciones militares cubanas extranjeras. Cuando los críticos del estado de EE. UU. Afirmaron que Castro no tenía derecho a interferir en estas naciones, él respondió que Cuba había sido invitada a participar, y señaló la participación de los Estados Unidos en varias naciones extranjeras.

En 1979, la Conferencia del Movimiento de Países No Alineados (MNA) se celebró en La Habana, donde Castro fue seleccionado como presidente del MNOAL, cargo que ocupó hasta 1982; en su calidad de Presidente del MNOAL y de Cuba, se presentó en la Asamblea General de las Naciones Unidas en octubre de 1979 y pronunció un discurso sobre la disparidad entre los ricos y los pobres del mundo. Su discurso fue recibido con mucho aplauso de otros líderes mundiales, aunque su posición en NAM fue dañada por la abstinencia de Cuba de la condena de la Asamblea General de la ONU de la guerra soviética en Afganistán. Las relaciones de Cuba en América del Norte mejoraron bajo el presidente mexicano Luis Echeverría , el primer ministro canadiense Pierre Trudeau, y el presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter . Carter continuó criticando los abusos contra los derechos humanos en Cuba, pero adoptó un enfoque respetuoso que llamó la atención de Castro. Considerando a Carter bienintencionado y sincero, Castro liberó a ciertos presos políticos y permitió que algunos exiliados cubanos visitaran a sus familiares en la isla, esperando que a su vez Carter aboliera el embargo económico y detuviera el apoyo de la CIA a los disidentes militantes. Por el contrario, su relación con China disminuyó, ya que acusó al gobierno chino de Deng Xiaoping de traicionar sus principios revolucionarios al iniciar vínculos comerciales con los EE.UU. y atacar a Vietnam.

Reagan y Gorbachov: 1980-1989

Para la década de 1980, la economía cubana estaba nuevamente en problemas, luego de una caída en el precio del azúcar en el mercado y la cosecha diezmada de 1979, por primera vez, el desempleo se convirtió en un problema serio en la Cuba de Castro, con el gobierno enviando jóvenes desempleados a otros países, principalmente Alemania Oriental, para trabajar allí. Desesperado por obtener dinero, el gobierno cubano vendió en secreto pinturas de colecciones nacionales y las vendió ilícitamente por productos electrónicos de EE. UU. A través de Panamá. Un creciente número de cubanos huyó a Florida, pero Castro y sus partidarios del CDR los tildaron de «escoria» y » lumpen «; en un incidente, 10.000 cubanos irrumpieron en la embajada peruana solicitando asilo, por lo que los Estados Unidos acordaron aceptar a 3.500 refugiados. Castro admitió que los que querían irse podían hacerlo desde el puerto de Mariel. Cientos de barcos llegaron desde los Estados Unidos, lo que provocó un éxodo masivo de 120,000 personas; El gobierno de Castro aprovechó la situación cargando delincuentes, enfermos mentales y presuntos homosexuales en los barcos destinados a Florida. El evento desestabilizó la administración de Carter y en 1981, Ronald Reagan fue elegido presidente de los Estados Unidos. La administración de Reagan adoptó un enfoque de línea dura contra Castro, dejando claro su deseo de derrocar a su régimen; a fines de 1981, Castro acusó públicamente a los Estados Unidos de guerra biológica contra Cuba al orquestar una epidemia de fiebre del dengue. La economía de Cuba se volvió aún más dependiente de la ayuda soviética, con subsidios soviéticos (principalmente en forma de suministros de petróleo a bajo costo y voluntariamente comprando azúcar cubana a precios inflados) con un promedio de $ 4-5 mil millones al año a fines de los años ochenta, esto representó el 30-38% del PBI total del país.

Aunque despreció a la junta militar derechista de Argentina , Castro los apoyó en la Guerra de las Malvinas de 1982 contra Gran Bretaña y ofreció ayuda militar a los argentinos. Castro apoyó al movimiento izquierdista New Jewel Movement que tomó el poder en Granada en 1979, se hizo amigo del presidente granadino Maurice Bishop y envió médicos, maestros y técnicos para ayudar al desarrollo del país. Cuando Bishop fue ejecutado en un golpe respaldado por los soviéticos por el marxista de línea dura Bernard Coard en octubre de 1983, Castro condenó el asesinato pero retuvo cautelosamente el apoyo al gobierno de Granada. Sin embargo, EE. UU. Usó el golpe como base para invadir la isla. Soldados cubanos murieron en el conflicto, con Castro denunciando la invasión y comparando a los EE . UU. Con la Alemania nazi . En un discurso de julio de 1983 que conmemoraba el 30 aniversario de la Revolución cubana, Castro condenó a la administración Reagan como una «camarilla reaccionaria y extremista» que estaba librando una «política exterior abiertamente belicista y fascista». Castro temía una invasión estadounidense a Nicaragua y envió a Ochoa a entrenar a los gobernantes sandinistas en la guerra de guerrillas, pero recibió poco apoyo de la URSS.

En 1985, Mikhail Gorbachev se convirtió en secretario general del Partido Comunista Soviético. Un reformador, implementó medidas para aumentar la libertad de prensa (glasnost) y la descentralización económica (perestroika) en un intento de fortalecer el socialismo. Al igual que muchos críticos marxistas ortodoxos, Castro temía que las reformas debilitarían el estado socialista y permitirían que los elementos capitalistas recuperaran el control. Gorbachev aceptó las demandas de los Estados Unidos de reducir el apoyo a Cuba, con el deterioro de las relaciones soviético-cubanas. Cuando Gorbachov visitó Cuba en abril de 1989, informó a Castro que la perestroika significaba el fin de los subsidios a Cuba. Ignorando los pedidos de liberalización de acuerdo con el ejemplo soviético, Castro continuó reprimiendo a los disidentes internos y, en particular, vigiló a los militares, la principal amenaza para el gobierno. Varios oficiales militares de alto rango, incluidos Ochoa y Tony de la Guardia , fueron investigados por corrupción y complicidad en el contrabando de cocaína, juzgados y ejecutados en 1989, a pesar de los pedidos de indulgencia, sobre los consejos médicos que le dieron en octubre de 1985, Castro Cigarros cubanos que fuman regularmente, ayudando a dar un ejemplo para el resto de la población. Castro se apasionó en su denuncia del problema de la deuda del Tercer Mundo, argumentando que el Tercer Mundo nunca escaparía de la deuda que los bancos y gobiernos del Primer Mundo le impusieron; en 1985, La Habana fue sede de cinco conferencias internacionales sobre el problema de la deuda mundial.

En noviembre de 1987, Castro comenzó a dedicar más tiempo a la Guerra Civil angoleña , en la que los marxistas habían caído en retirada. El presidente angoleño José Eduardo dos Santos apeló con éxito a más tropas cubanas, y más tarde Castro admitió que dedicó más tiempo a Angola que a la situación doméstica, creyendo que una victoria conduciría al colapso del apartheid. Gorbachov pidió un fin negociado del conflicto y en 1988 organizó un diálogo cuatripartito entre la URSS, los EE. UU., Cuba y Sudáfrica; acordaron que todas las tropas extranjeras se retirarían de Angola. Castro estaba enojado por el enfoque de Gorbachov, creyendo que estaba abandonando la difícil situación de los pobres del mundo a favor de la distensión.

En Europa del Este, los gobiernos socialistas cayeron ante los reformadores capitalistas entre 1989 y 1991 y muchos observadores occidentales esperaban lo mismo en Cuba. Cada vez más aislada, Cuba mejoró las relaciones con el gobierno derechista de Manuel Noriega en Panamá, a pesar del odio personal de Castro contra Noriega, pero fue derrocado en una invasión estadounidense en diciembre de 1989. En febrero de 1990, los aliados de Castro en Nicaragua, el presidente Daniel Ortega y los sandinistas, fueron derrotados por la Unión de la Oposición Nacional, financiada por los Estados Unidos, en una elección. Con el colapso del bloque soviético, EE. UU. Obtuvo la mayoría de votos para una resolución que condena las violaciones de los derechos humanos en Cuba en elComisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza. Cuba afirmó que esto era una manifestación de la hegemonía de los Estados Unidos y se negó a permitir que una delegación investigadora ingresara al país.

Período especial: 1990-2000

Con el comercio favorable del bloque soviético terminado, Castro declaró públicamente que Cuba estaba entrando en un «Período especial en tiempo de paz». Las raciones de gasolina se redujeron drásticamente, las bicicletas chinas se importaron para reemplazar a los automóviles y las fábricas que realizaban tareas no esenciales se cerraron. Los bueyes comenzaron a reemplazar los tractores, la leña comenzó a usarse para cocinar y se introdujeron cortes de electricidad que duraron 16 horas al día. Castro admitió que Cuba enfrentaba la peor situación, salvo una guerra abierta, y que el país podría tener que recurrir a la agricultura de subsistencia. En 1992, la economía de Cuba había disminuido en más de un 40% en menos de dos años, con una importante escasez de alimentos, una malnutrición generalizada y la falta de productos básicos. Castro esperaba una restauración del marxismo-leninismo en la URSS, pero se abstuvo de respaldar el golpe de 1991 en ese país. Cuando Gorbachov recuperó el control, las relaciones entre Cuba y la Unión Soviética se deterioraron aún más y las tropas soviéticas se retiraron en septiembre de 1991; en diciembre, la Unión Soviética se disolvió oficialmente cuando Boris Yeltsin abolió el Partido Comunista de la Unión Soviética e introdujo una democracia capitalista multipartidista . Yeltsin despreció a Castro y desarrolló vínculos con la Fundación Nacional Cubano Americana, con sede en Miami. Castro intentó mejorar las relaciones con las naciones capitalistas, dio la bienvenida a Cuba a políticos e inversionistas occidentales, se hizo amigo de Manuel Fraga y se interesó particularmente en las políticas de Margaret Thatcher en el Reino Unido, creyendo que el socialismo cubano podría aprender de su énfasis en la baja tributación y iniciativa. Dejó de apoyar a los militantes extranjeros, se abstuvo de elogiar a las FARC en una visita a Colombia en 1994 y pidió un acuerdo negociado entre los zapatistas y el gobierno mexicano en 1995. Públicamente, se presentó como un moderado en el escenario mundial.

En 1991, La Habana fue sede de los Juegos Panamericanos , que incluyeron la construcción de un estadio y alojamiento para los atletas; Castro admitió que fue un error costoso, pero fue un éxito para el gobierno de Cuba. Las multitudes regularmente gritaban «¡Fidel! ¡Fidel!» frente a periodistas extranjeros, mientras que Cuba se convirtió en la primera nación latinoamericana en derrotar a Estados Unidos al tope de la tabla de medallas de oro. El apoyo a Castro siguió siendo fuerte, y aunque hubo pequeñas manifestaciones antigubernamentales, la oposición cubana rechazó los llamados de la comunidad exiliada a un levantamiento armado; en agosto de 1994, La Habana fue testigo de la mayor manifestación contra Castro en la historia de Cuba, ya que de 200 a 300 jóvenes arrojaron piedras a la policía, exigiendo que se les permitiera emigrar a Miami. Una multitud procastrista más grande los enfrentó, a quienes se unió Castro; informó a los medios que los hombres eran antisociales engañados por los EE. UU. Las protestas se dispersaron sin lesiones registradas. Temiendo que los grupos disidentes invadieran, el gobierno organizó la estrategia de defensa «La guerra de todo el pueblo», planeando una campaña general de guerra de guerrillas, y los desempleados recibieron trabajos para construir una red de búnkers y túneles en todo el país.

Castro creía en la necesidad de una reforma para que el socialismo cubano sobreviviera en un mundo ahora dominado por los mercados libres capitalistas; en octubre de 1991, se celebró en Santiago el Cuarto Congreso del Partido Comunista de Cuba, en el cual se anunciaron varios cambios importantes al gobierno. Castro renunciaría como jefe de gobierno, para ser reemplazado por el mucho más joven Carlos Lage, aunque Castro seguiría siendo el jefe del Partido Comunista y Comandante en Jefe de las fuerzas armadas. Muchos miembros mayores del gobierno serían retirados y reemplazados por sus contrapartes más jóvenes. Se propusieron varios cambios económicos y posteriormente se sometieron a referéndum nacional. Los mercados de agricultores libres y las empresas privadas de pequeña escala se legalizarían en un intento de estimular el crecimiento económico, mientras que los dólares estadounidenses también se legalizaron. Ciertas restricciones a la emigración se aliviaron, permitiendo que ciudadanos cubanos más descontentos se mudaran a los Estados Unidos. Se debería lograr una mayor democratización haciendo que los miembros de la Asamblea Nacional sean elegidos directamente por el pueblo, en lugar de hacerlo a través de asambleas municipales y provinciales. Castro dio la bienvenida al debate entre los proponentes y los opositores de las reformas.

El gobierno de Castro diversificó su economía hacia la biotecnología y el turismo, superando a la industria azucarera cubana como su principal fuente de ingresos en 1995, la llegada de miles de turistas mexicanos y españoles llevó a un número creciente de cubanos que recurren a la prostitución; oficialmente ilegal, Castro se abstuvo de reprimir la prostitución en Cuba , por temor a una reacción política. Las dificultades económicas llevaron a muchos cubanos hacia la religión, tanto en forma de catolicismo romano como de santería, aunque creyendo que las creencias religiosas eran atrasadas, Castro suavizó su enfoque hacia las instituciones religiosas y se permitió a las personas religiosas por primera vez unirse al Partido Comunista. Aunque consideraba que la Iglesia Católica Romana era una institución reaccionaria y procapitalista, Castro organizó una visita a Cuba del Papa Juan Pablo II para enero de 1998; fortaleció la posición tanto de la Iglesia cubana como del gobierno de Castro.

A principios de la década de 1990, Castro abrazó el ecologismo, hizo campaña contra el calentamiento global y el desperdicio de recursos naturales, y acusó a los Estados Unidos de ser el principal contaminante del mundo. En 1994 se estableció un ministerio dedicado al medio ambiente y se establecieron nuevas leyes en 1997 que promovieron el conocimiento de los problemas ambientales en toda Cuba y acentuaron el uso sostenible de los recursos naturales. Para 2006, Cuba era la única nación del mundo que cumplía con la definición de desarrollo sostenible del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo , con una huella ecológica de menos de 1,8 hectáreas per cápita y un Índice de Desarrollo Humano de más de 0,8. Castro también se convirtió en un defensor del movimiento antiglobalización , criticando la hegemonía global de Estados Unidos y el control ejercido por las multinacionales. Castro mantuvo sus creencias devotas contra el apartheid , y en las celebraciones del 26 de julio de 1991, se le unió en el escenario el activista político sudafricano Nelson Mandela, recientemente liberado de prisión. Mandela elogió la participación de Cuba en la lucha contra Sudáfrica en Angola y agradeció a Castro personalmente, luego asistió a la toma de posesión de Mandela como presidente de Sudáfrica en 1994. En 2001 asistió a la Conferencia contra el Racismo en Sudáfrica en la que dio una conferencia sobre la propagación global de los estereotipos raciales a través del cine estadounidense.

Marea rosa: 2000-2006

Apaciguado por los problemas económicos, Cuba recibió la ayuda de la elección del socialista y antiimperialista Hugo Chávez para la Presidencia venezolana en 1999. Castro y Chávez desarrollaron una estrecha amistad, con el primero actuando como mentor y figura paterna del estos últimos y juntos construyeron una alianza que tuvo repercusiones en toda América Latina. En 2000, firmaron un acuerdo mediante el cual Cuba enviaría 20,000 médicos a Venezuela, a cambio recibiría 53,000 barriles de petróleo por día a tasas preferenciales; en 2004, este comercio se intensificó, con Cuba enviando 40,000 médicos y Venezuela suministrando 90,000 barriles por día. Ese mismo año, Castro inicióMisión Milagro , un proyecto médico conjunto que tenía como objetivo proporcionar operaciones gratuitas a 300,000 personas de cada nación, la alianza impulsó la economía cubana, y en mayo de 2005 Castro duplicó el salario mínimo para 1,6 millones de trabajadores, aumentó las pensiones y entregó nuevos aparatos de cocina a los residentes más pobres de Cuba. Persistieron algunos problemas económicos; en 2004, Castro cerró 118 fábricas, incluyendo plantas siderúrgicas, ingenios azucareros y procesadores de papel para compensar la escasez de combustible.

Cuba y Venezuela fueron los miembros fundadores de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA). ALBA trató de redistribuir la riqueza de manera uniforme en todos los países miembros, para proteger la agricultura de la región y oponerse a la liberalización económica y la privatización. Los orígenes de ALBA radicaron en un acuerdo de diciembre de 2004 firmado entre los dos países, y se formalizó a través de un Acuerdo Comercial Popular firmado también por Bolivia de Evo Morales en abril de 2006. Castro también había pedido una mayor integración caribeña desde el finales de la década de 1990, diciendo que solo el fortalecimiento de la cooperación entre los países del Caribe evitaría su dominación por parte de las naciones ricas en una economía global. Cuba ha abierto cuatro embajadas adicionales en la Comunidad del Caribe, entre ellas: Antigua y Barbuda , Dominica, Suriname , San Vicente y las Granadinas. Este desarrollo convierte a Cuba en el único país que tiene embajadas en todos los países independientes de la Comunidad del Caribe.

En contraste con las mejores relaciones entre Cuba y una serie de estados latinoamericanos de izquierda, en 2004 rompió las relaciones diplomáticas con Panamá después de que la presidenta centrista Mireya Moscoso perdonara a cuatro exiliados cubanos acusados ​​de intentar asesinar a Castro en 2000. Los lazos diplomáticos fueron reinstalados en 2005 después de la elección del presidente izquierdista Martín Torrijos. Las relaciones de Castro mejorando en América Latina fueron acompañadas por animosidad continua hacia los Estados Unidos. Sin embargo, después del daño masivo causado por el Huracán Michelle en 2001, Castro propuso con éxito una compra de alimentos en efectivo por única vez mientras rechazaba la oferta humanitaria del gobierno ayuda.Castro expresó su solidaridad con Estados Unidos tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 , condenando a Al-Qaeda y ofreciendo aeropuertos cubanos para el desvío de emergencia de cualquier avión estadounidense. Reconoció que los ataques harían que la política exterior de EE. UU. Fuera más agresiva, lo que él creía era contraproducente. Castro criticó la invasión de Irak en 2003 , diciendo que la guerra liderada por Estados Unidos había impuesto una «ley de la jungla» internacional.

En 1998, el primer ministro canadiense Jean Chrétien llegó a Cuba para reunirse con Castro y destacar sus estrechos vínculos, fue el primer líder del gobierno canadiense en visitar la isla desde que Pierre Trudeau estuvo en La Habana en 1976. En 2002, el ex presidente estadounidense Jimmy Carter visitó Cuba, donde destacó la falta de libertades civiles en el país e instó al gobierno a prestar atención al Proyecto Varela de Oswaldo Payá.

Últimos años

Renuncia del cargo: 2006-2008

Castro se sometió a cirugía por hemorragia intestinal y el 31 de julio de 2006 delegó sus deberes presidenciales a Raúl Castro; en febrero de 2007, Raúl anunció que la salud de Fidel estaba mejorando y que estaba participando en asuntos importantes del gobierno. Más tarde ese mes, Fidel llama en el programa de radio de Hugo Chávez Aló Presidente , el 21 de abril, Castro se reunió Wu Guanzheng del Partido Comunista de China ‘s Politburó, con Chávez visita en agosto, y Morales en septiembre. Ese mes, el Movimiento de Países No Alineados celebró su XIV Cumbre en La Habana y acordó nombrar a Castro como presidente de la organización por un año.

Comentando sobre la recuperación de Castro, el presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, dijo: «Un día, el buen Dios se llevará a Fidel Castro». Al enterarse de esto, el ateo Castro respondió: «Ahora entiendo por qué sobreviví a los planes de Bush y los planes de otros presidentes que ordenaron mi asesinato: el buen Señor me protegió». La cita fue retomada por los medios del mundo.

En una carta de febrero de 2008, Castro anunció que no aceptaría los cargos de Presidente del Consejo de Estado y Comandante en Jefe en las reuniones de la Asamblea Nacional de ese mes, señalando: «Traicionaría mi conciencia asumir una responsabilidad que requiere movilidad y devoción total, que no estoy en condiciones físicas para ofrecer «. El 24 de febrero de 2008, la Asamblea Nacional del Poder Popular votó por unanimidad a Raúl como presidente. Al describir a su hermano como «no sustituible», Raúl propuso que Fidel siga siendo consultado en asuntos de gran importancia, una moción aprobada por unanimidad por los 597 miembros de la Asamblea Nacional.

Jubilación y años finales: 2008-2016

Después de su retiro, la salud de Castro se deterioró; La prensa internacional especuló que tenía diverticulitis , pero el gobierno de Cuba se negó a corroborar esto. Continuó interactuando con el pueblo cubano, publicó una columna de opinión titulada «Reflexiones» en Granma , usó una cuenta de Twitter y dio ocasionales conferencias públicas; en enero de 2009 Castro pidió a los cubanos que no se preocupen por su falta de noticias recientes y problemas de salud, y que no se molesten por su futura muerte. Continuó reuniéndose con líderes y dignatarios extranjeros, y ese mes se publicaron fotografías del encuentro de Castro con la presidenta argentina Cristina Fernández.

En julio de 2010, hizo su primera aparición pública desde que enfermó, saludó a los trabajadores del centro de ciencias y entregó una entrevista televisiva a Mesa Redonda en la que discutió las tensiones de Estados Unidos con Irán y Corea del Norte. El 7 de agosto de 2010, Castro dio su primer discurso a la Asamblea Nacional en cuatro años, instando a los Estados Unidos a no emprender acciones militares contra esas naciones y advirtiendo de un holocausto nuclear. Cuando se le preguntó si Castro podría estar reingresando al gobierno, el ministro de Cultura, Abel Prieto, le dijo a la BBC «Creo que siempre ha estado en la vida política de Cuba pero no está en el gobierno … Ha sido muy cuidadoso con eso, su gran batalla son los asuntos internacionales».

El 19 de abril de 2011, Castro renunció al comité central del Partido Comunista, renunciando a su cargo como líder del partido. Raúl fue seleccionado como su sucesor. Ahora sin ningún papel oficial en el gobierno del país, asumió el papel de un hombre de estado mayor ; en marzo de 2011, Castro condenó la intervención militar liderada por la OTAN en Libia . En marzo de 2012, el Papa Benedicto XVI visitó Cuba durante tres días, durante los cuales se reunió brevemente con Castro a pesar de la oposición del Papa al gobierno de Cuba. Más tarde ese año se reveló que junto con Hugo Chávez, Castro había desempeñado un importante papel tras bastidores en la orquestación de las conversaciones de paz entre el gobierno colombiano y el movimiento guerrillero FARC de extrema izquierda para poner fin al conflicto que había estallado desde 1964, durante la crisis de Corea del Norte de 2013, instó a los gobiernos de Corea del Norte y de Estados Unidos a mostrar moderación. Llamando a la situación «increíble y absurda», sostuvo que la guerra no beneficiaría a ninguno de los bandos y que representaba «uno de los riesgos más graves de la guerra nuclear» desde la crisis de los misiles en Cuba.

En diciembre de 2014, Castro recibió el Premio Confucio de la Paz chino por buscar soluciones pacíficas al conflicto de su nación con los EE. UU. Y por sus esfuerzos posteriores a la jubilación para evitar una guerra nuclear. En enero de 2015, comentó públicamente sobre el » Deshielo cubano «, una mayor normalización entre las relaciones entre Cuba y Estados Unidos, al afirmar que si bien era un movimiento positivo para establecer la paz en la región, desconfiaba del gobierno estadounidense. No se reunió con el presidente de los EE. UU., Barack Obama, sobre la visita de este último a Cuba en marzo de 2016, aunque le envió una carta en la que decía que Cuba «no necesita regalos del imperio», ese abril, dio su aparición pública más extensa en muchos años al dirigirse al Partido Comunista. Resaltando que pronto cumplirá 90 años, notó que moriría en el futuro cercano, pero instó a los reunidos a mantener sus ideales comunistas; en septiembre de 2016, Castro fue visitado en su casa en La Habana por el presidente iraní Hassan Rouhani , y más tarde ese mes fue visitado por el primer ministro japonés , Shinzō Abe. A fines de octubre de 2016, Castro se reunió con el presidente portugués Marcelo Rebelo de Sousa, quien se convirtió en uno de los últimos líderes extranjeros en reunirse con él.

Muerte

La televisión estatal cubana anunció que Castro había muerto la noche del 25 de noviembre de 2016, la causa de la muerte no fue revelada. Su hermano, el presidente Raúl Castro , confirmó la noticia en un breve discurso: «El comandante en jefe de la revolución cubana murió a las 22:29 [ EST ] esta tarde». Su muerte se produjo nueve meses después de que su hermano mayor Ramón muriera a la edad de 91 años en febrero. Fidel Castro fue cremado el 26 de noviembre de 2016. Un cortejo fúnebre viajó 900 kilómetros a lo largo de la carretera central de la isla., trazando al revés, la ruta de la «Caravana de la Libertad» de enero de 1959, y después de nueve días de luto público, sus cenizas fueron sepultadas en el cementerio de Santa Ifigenia en Santiago de Cuba.

Ideología política

Castro se autoproclamó «socialista, marxista y leninista» e identificado públicamente como marxista-leninista desde diciembre de 1961 en adelante. Como marxista, Castro buscó transformar a Cuba de un estado capitalista dominado por el imperialismo extranjero a una sociedad socialista y finalmente a una sociedad comunista. Influenciado por Guevara, sugirió que Cuba podría evadir la mayoría de las etapas del socialismo y el progreso directo al comunismo, la Revolución cubana no cumplió el axioma marxista de que el socialismo se lograría mediante la revolución proletaria, para la mayoría de las fuerzas involucradas en Batista El derrocamiento fue dirigido por miembros de la clase media cubana. Según Castro, un país podría considerarse socialista si sus medios de producción estuvieran controlados por el Estado; de esta manera, su comprensión del socialismo no se refería tanto a quién controlaba el poder en un país sino más bien sobre el método de distribución.

El gobierno de Castro también era nacionalista , con Castro declarando: «No somos solo marxistas-leninistas, sino también nacionalistas y patriotas»; en esto se basó en una larga tradición de nacionalismo cubano. El biógrafo de Castro Sebastian Balfour señaló que «la vena de la regeneración moral y el voluntarismo que atraviesa el pensamiento de Castro debe mucho más al» nacionalismo hispano «que al socialismo europeo o al marxismo-leninismo. El historiador Richard Gott comentó que una de las claves del éxito de Castro fue su habilidad para utilizar los «temas gemelos del socialismo y el nacionalismo» y mantenerlos «interminablemente en juego».y el nacionalista cubano José Martí como sus principales influencias políticas, aunque Gott creía que Martí finalmente seguía siendo más importante que Marx en la política de Castro. Castro describió las ideas políticas de Martí como «una filosofía de la independencia y una filosofía humanista excepcional», y sus partidarios y apologistas afirmaron repetidamente que había grandes similitudes entre las dos figuras.

El biógrafo Volka Skierka describe el gobierno de Castro como «muy individual, socialista-nacionalista ‘ fidelista ‘ sistema», con Theodore Draper calificando a su enfoque «castrismo», viéndolo como una mezcla de socialismo europeo con la tradición revolucionaria de América Latina. El politólogo Paul C. Sondrol describió el enfoque de Castro sobre la política como «utopismo totalitario» con un estilo de liderazgo que se inspiraba en el fenómeno latinoamericano más amplio del caudillo . Se inspiró en los movimientos antiimperialistas latinoamericanos más amplios de las décadas de 1930 y 1940, incluidos los argentinos Perón y Guatemala.Jacobo Árbenz. Castro adoptó una posición relativamente conservadora en lo social en muchos asuntos, oponiéndose al uso de drogas, el juego y la prostitución, que consideraba como males morales . En cambio, abogó por el trabajo duro, los valores familiares, la integridad y la autodisciplina.

Vida personal y pública

El biógrafo Leycester Coltman describió a Castro como «ferozmente trabajador, dedicado [,] leal … generoso y magnánimo», pero señaló que podría ser «vengativo e implacable». Afirmó que Castro «siempre tuvo un agudo sentido del humor y podría reírse de sí mismo», pero podría ser igualmente «un mal perdedor» que actuaría con «furia feroz si pensara que lo están humillando». Castro era bien conocido por hacer berrinches, y podía hacer «juicios instantáneos» de los cuales se rehusaba a dar marcha atrás. El biógrafo Peter Bourne notó que Castro «sufre de manera estúpida a los tontos» y que en sus años de juventud era intolerante con aquellos que no compartían sus puntos de vista, afirmó que a Castro le gustaba reunirse con ciudadanos comunes, tanto en Cuba como en el extranjero, pero adoptó una actitud particularmente paternal hacia los cubanos, tratándolos como si «fueran parte de su propia familia gigante». El historiador británico Alex Von Tunzelmann comentó que «aunque despiadado, [Castro] era un patriota, un hombre con un sentido profundo de que su misión era salvar al pueblo cubano». Balfour describió a Castro como teniendo una «voracidad por el conocimiento» y una «memoria elefantina» que le permitía hablar durante horas sobre una variedad de temas diferentes.

Castro era conocido por sus ocupadas horas de trabajo, a menudo solo se acostaba a las 3 o 4 de la madrugada. Prefería encontrarse con diplomáticos extranjeros en esas primeras horas, creyendo que estarían cansados ​​y que podría ganar la mano en las negociaciones, describió a Ernest Hemingway como su escritor favorito, y le gustaba leer, pero no le interesaba la música. Como aficionado a los deportes, también pasó gran parte de su tiempo tratando de mantenerse en forma, realizando ejercicios regularmente, se interesó mucho por la gastronomía , el vino y el whisky, y como el líder cubano era conocido por vagar en su cocina para discutir la cocina con sus chefs. Castro tenía un amor de por vida a las armas, y una preferencia por la vida en el campo sobre la ciudad.

Aunque varias fuentes afirman que Castro no se enriqueció a sí mismo, sino que vivía una vida más modesta que la mayoría de los presidentes latinoamericanos, su ex guardaespaldas Juan Reinaldo Sánchez alegó que Castro vivía en un gran lujo, con varias casas y yates escondidos de la población cubana. En 2006, Forbes calculó su valor neto personal en $ 900 millones. Según el periódico español El País , la casa de Fidel Castro «es cómoda y funcional, pero no lujosa».

Las creencias religiosas de Fidel Castro han sido un tema de debate; fue bautizado y criado como católico, pero se identificó más tarde como ateo . Criticó el uso de la Biblia para justificar la opresión de mujeres y africanos, pero comentó que el cristianismo exhibió «un grupo de preceptos muy humanos» que le dio al mundo «valores éticos» y un «sentido de justicia social», relatando «Si la gente me llama cristiano, no desde el punto de vista de la religión, sino desde el punto de vista de la visión social, declaro que soy cristiano». Promovió la idea de que Jesucristo era comunista, citando la alimentación del 5,Jesús y el joven rico como evidencia.

Imagen pública

El politólogo Paul C. Sondrol caracterizó a Castro como «quintaesencialmente totalitario en su atractivo carismático, papel funcional utópico y utilización pública y transformadora del poder». A diferencia de otros líderes comunistas de la era soviética, el gobierno de Castro no construyó intencionalmente un culto a la personalidad a su alrededor, aunque su popularidad entre los segmentos de la población cubana lo llevó a desarrollarse en los primeros años de su administración. En 2006, la BBC informó que la imagen de Castro podía encontrarse con frecuencia en tiendas, aulas, taxis y en la televisión nacional de Cuba. A lo largo de su administración, grandes multitudes de partidarios se reunieron para animar los ardientes discursos de Castro, que generalmente duraron horas y que fueron pronunciados sin el uso de notas escritas, durante los discursos Castro citó regularmente informes y libros que había leído en una amplia variedad de temas, incluidos asuntos militares, cultivo de plantas, cine y estrategias de ajedrez.

Durante 37 años, Castro usó públicamente nada más que uniformes militares de color verde oliva, enfatizando su papel como el revolucionario perpetuo, pero a mediados de la década de 1990 comenzó a usar trajes civiles oscuros y guayabera públicamente. Dentro de Cuba, Castro fue apodado a menudo «El Caballo», una etiqueta atribuida al artista cubano Benny Moré que alude a la conocida prostitución de Castro durante la década de 1950 y principios de 1960, y durante este período Castro fue ampliamente reconocido como un símbolo sexual en Cuba.

Familiares y amigos

Muchos detalles de la vida privada de Castro, particularmente los de sus familiares, son escasos, ya que la información es censurada por los medios estatales. El biógrafo de Castro, Robert E. Quirk , señaló que a lo largo de su vida el líder cubano había sido «incapaz de formar una relación sexual duradera con ninguna mujer».

La primera esposa de Castro fue Mirta Díaz-Balart , con quien se casó en octubre de 1948, y juntos tuvieron un hijo, Fidel Ángel «Fidelito» Castro Díaz-Balart , nacido en septiembre de 1949. Murió de suicidio en febrero de 2018, más de un año después la muerte de su padre Díaz-Balart y Castro se divorciaron en 1955, y ella se mudó a España, aunque presuntamente regresó a Cuba en 2002 para vivir con Fidelito. Fidelito creció en Cuba; durante un tiempo, dirigió la comisión de energía atómica de Cuba antes de ser destituido por su padre.

Mientras Fidel estaba casado con Mirta, tuvo un romance con Natalia «Naty» Revuelta Clews, quien dio a luz a su hija, Alina Fernández Revuelta. Alina salió de Cuba en 1993, disfrazada de turista española, y buscó asilo en los EE.UU., Desde donde criticó las políticas de su padre. Por una mujer sin nombre tuvo otro hijo, Jorge Ángel Castro. Fidel tuvo otra hija, Francisca Pupo (nacida en 1953), como resultado de una aventura de una noche. Pupo y su esposo ahora viven en Miami. Castro a menudo se involucró en una noche con mujeres, algunos de los cuales fueron especialmente seleccionados para él mientras visitaba aliados extranjeros.

Fidel tuvo otros cinco hijos con su segunda esposa, Dalia Soto del Valle: Antonio, Alejandro, Alexis, Alejandro «Alex» y Ángel Castro Soto del Valle.

Su hermana Juanita Castro ha estado viviendo en los Estados Unidos desde principios de la década de 1960, y se oponía al régimen de su hermano.

Mientras estaba en el poder, los dos amigos masculinos más cercanos de Castro eran el ex alcalde de La Habana Pepín Naranjo y su propio médico personal, René Vallejo, desde 1980 hasta su muerte en 1995, Naranjo dirigía el equipo de asesores de Castro. Castro también tuvo una profunda amistad con su compañera revolucionaria Celia Sánchez , quien lo acompañó casi en todas partes durante la década de 1960, y controlaba casi todo acceso al líder. Castro también fue un buen amigo del novelista colombiano Gabriel García Márquez.

Recepción y legado

Uno de los líderes políticos más controvertidos de su época, Castro inspiró y consternó a personas de todo el mundo durante su vida. El observador declaró que demostró ser «tan divisivo en la muerte como lo fue en la vida», y que lo único que sus «enemigos y admiradores» acordaron fue que él era «una figura imponente» en los asuntos mundiales que «transformó una pequeña isla caribeña en una fuerza importante en los asuntos mundiales». The Daily Telegraph señaló que en todo el mundo fue «alabado como un valiente campeón de la gente, o ridiculizado como un dictador loco por el poder».

Bajo el liderazgo de Castro, Cuba se convirtió en una de las sociedades mejor educadas y más sanas del Tercer Mundo, así como en uno de los estados más militarizados de América Latina, a pesar de su pequeño tamaño y peso económico limitado, la Cuba de Castro ganó un gran papel en asuntos mundiales. En la isla, la legitimidad del gobierno de Castro se basaba en las mejoras que aportaba a la justicia social , la salud y la educación. La administración también dependía en gran medida de sus apelaciones al sentimiento nacionalista, en particular la hostilidad generalizada hacia los Estados Unidos. gobierno. Según Balfour, la popularidad de Castro se debe al hecho de que simbolizó «una esperanza largamente acariciada de liberación nacional y justicia social» para gran parte de la población. Balfour también notó que en toda América Latina, Castro sirvió como «un símbolo de desafío contra el imperialismo económico y cultural continuado de los Estados Unidos». De manera similar, Wayne S. Smith , el exjefe de la Sección de Intereses de los Estados Unidos en La Habana , señaló que la oposición de Castro al dominio de los Estados Unidos y la transformación de Cuba en un importante jugador mundial lo llevaron a recibir «cálidos aplausos» en todo el Hemisferio Occidental.

Sin embargo, varios gobiernos occidentales y organizaciones de derechos humanos criticaron duramente a Castro y fue ampliamente criticado en los Estados Unidos. Tras la muerte de Castro, el presidente electo Donald Trump lo calificó de «dictador brutal», mientras que el político cubanoamericano Marco Rubio lo llamó «un dictador malvado y asesino» que convirtió a Cuba en «una prisión isleña empobrecida». Castro rechazó públicamente la etiqueta de «dictador», declarando que él tenía menos poder constitucional que la mayoría de los jefes de estado e insistía en que su régimen permitía una mayor participación democrática en la formulación de políticas que las democracias liberales occidentales .Sin embargo, los críticos afirman que Castro ejerció una importante influencia no oficial aparte de sus deberes oficiales. Quirk afirmó que Castro ejercía el «poder absoluto» en Cuba, aunque no de manera legal o constitucional, mientras que Bourne afirmó que el poder en Cuba estaba «completamente invertido» en Castro, añadiendo que era muy raro que «un país y un pueblo» haya estado tan completamente dominado por «la personalidad de un hombre». Balfour afirmó que la «hegemonía moral y política» de Castro dentro de Cuba disminuyó las oportunidades para el debate democrático y la toma de decisiones. Describiendo a Castro como un «dictador totalitario», Sondrol sugirió que al dirigir «un sistema político en gran parte [de] su propia creación y con su sello indeleble», el estilo de liderazgo de Castro justificaba comparaciones con líderes totalitarios como Mao Zedong , Hideki Tojo , Joseph Stalin , Adolf Hitler y Benito Mussolini.

Tras señalar que había «pocas figuras políticas más polarizadoras» que Castro, Amnistía Internacional lo describió como «un líder progresista pero profundamente imperfecto»; en su opinión, debería ser «aplaudido» por las «mejoras sustanciales» de su régimen a la sanidad y la educación, pero criticado por su «represión implacable de la libertad de expresión». Human Rights Watch declaró que su gobierno construyó una «maquinaria represiva» que privó a los cubanos de sus «derechos básicos». Castro defendió el historial de derechos humanos de su gobierno, afirmando que el Estado se vio obligado a limitar las libertades de las personas y encarcelar a los implicados en actividades contrarrevolucionarias para proteger los derechos de la población colectiva, como el derecho al empleo, la educación, y cuidado de la salud.

El historiador y periodista Richard Gott consideraba a Castro como «una de las figuras políticas más extraordinarias del siglo XX», señalando que se había convertido en un «héroe mundial en el molde» de Giuseppe Garibaldi para las personas de todo el mundo en desarrollo por su antiimperialismo esfuerzos. Balfour declaró que la historia de Castro tenía «pocos paralelismos en la historia contemporánea», ya que no existía ningún otro «líder del Tercer Mundo» en la segunda mitad del siglo XX que tuviera «una parte tan prominente e inquieta en el escenario internacional» o permaneció como jefe de estado durante un período tan largo. Bourne describió a Castro como «un líder mundial influyente» que recibió el «gran respeto» de individuos de todas las ideologías políticas en todo el mundo en desarrollo. El presidente ruso, Vladimir Putin, describió a Castro como «un amigo sincero y confiable de Rusia» y un «símbolo de una era», mientras que el primer ministro chino Xi Jinping se refirió a él como «camarada cercano y amigo sincero» de China. El primer ministro indio Narendra Modi lo llamó «una de las personalidades más icónicas del siglo XX» y un «gran amigo», mientras que el presidente sudafricano Jacob Zuma elogió a Castro por ayudar a los sudafricanos negros en «nuestra lucha contra el apartheid».gran variedad de premios y honores de gobiernos extranjeros , y fue citado como una inspiración para líderes extranjeros como Ahmed Ben Bella, y Nelson Mandela, quien posteriormente le otorgó el premio civil más alto de Sudáfrica para extranjeros, el Orden del Bien esperanza. El biógrafo Volka Skierka declaró que «pasará a la historia como uno de los pocos revolucionarios que se mantuvieron fieles a sus principios».

En Cuba

Después de la muerte de Castro, el gobierno de Cuba anunció que aprobaría una ley que prohibiría el nombramiento de «instituciones, calles, parques u otros sitios públicos, o erigir bustos, estatuas u otras formas de tributo» en honor del difunto líder cubano de acuerdo con sus deseos de evitar que un culto a la personalidad se desarrolle a su alrededor.

Frases célebres de Fidel Castro

El líder cubano llegó a pronunciar más de 2.500 discursos.

Patria o muerte, ¡venceremos!

La Revolución no es la obra de un día ni de un año; es obra para siempre en lo adelante. Es una obra eterna, en la cual el actor fundamental es el pueblo, los trabajadores.

El revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimientos de amor.

No soy eterno. De repente, uno descubre que casi todo quedó por detrás y que la vida tiene sus límites.

¡Cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla!

Ni los muertos pueden descansar en un país oprimido.

La máquina es el medio a través del cual las sociedades, la sociedad humana está llamada a librarse del hambre, de la pobreza, de la miseria.

Yo seré el hombre más odiado de Cuba.

Con armas en la mano, no me importa la forma en que muera, pero con la seguridad de que, si nos invaden, moriré combatiendo.

Condenadme, no me importa, la Historia me absolverá.

Esta es la Revolución socialista y democrática de los humildes, con los humildes y para los humildes.

El maestro es lo más importante en una revolución.

Quien siente un ideal, no le importa consumirse como un aerolito cuando atraviesa la resistencia de la atmósfera.

Habrá tiempo de sobra para aplastar a todas las cucarachas juntas.

Tengo un chaleco moral que me ha protegido siempre.

Nuestras prostitutas son las más cultas del mundo.

En una fortaleza sitiada, toda disidencia es traición.

El poder no me interesa. Después de la victoria quiero regresar a mi pueblo y continuar mi carrera como abogado.

Fue estudiando el capitalismo que me volví comunista.

No puede haber nada más antimarxista que el dogma, no puede haber nada más antimarxista que la petrificación de las ideas.

Todos los enemigos se pueden vencer.

El mundo no necesita países guías, ni partidos guías, ni hombres guías. El mundo, y sobre todo nuestro pueblo latinoamericano, necesita ideas guías.

No he sido nunca ni soy comunista. Si lo fuese, tendría valor suficiente para proclamarlo.

Revolución y educación son una sola cosa.

No sólo sabremos resistir cualquier agresión sino que sabremos vencer a cualquier agresión y nuevamente no tendríamos otra disyuntiva que aquella con que iniciamos la lucha revolucionaria, la de la libertad o la muerte, solo que ahora libertad quiere decir patria y la disyuntiva nuestra sería patria o muerte.

Nosotros hemos hecho una revolución; una revolución socialista bajo las mismas narices de los Estados Unidos.

Nosotros no le decimos al pueblo: ¡cree! Le decimos: ¡lee!

Soy marxista-leninista y seré marxista-leninista hasta el último día de mi vida.

Cuando haya desaparecido la filosofía de la explotación, la filosofía de la rapiña, con el sistema de clases que la engendró, desaparecerán definitivamente las guerras y las causas que han originado las guerras y los inmensos sufrimientos que han impuesto a la humanidad.

Sin dar un solo paso atrás, ni para coger impulso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.